s

Científicos preocupados por el deshielo de los nevados de Ecuador

Publicado: 25 abr 2010 | 16:24 GMT Última actualización: 25 abr 2010 | 14:24 GMT

Desde que el explorador alemán Von Humboldt llegara a Ecuador en 1802, cada año miles de visitantes siguen sus pasos, atraídos por sus majestuosos volcanes como el Cotopaxi, el Chimborazo o el Cayambe.

Desde que el explorador alemán Von Humboldt llegara a Ecuador en 1802, cada año miles de visitantes  siguen sus pasos, atraídos por sus majestuosos volcanes como el Cotopaxi, el Chimborazo o el Cayambe.

Sin embargo, los científicos que estudian estos volcanes prefieren no especular sobre cuantas décadas más quedan, para que los visitantes puedan disfrutar de los glaciares que las coronan. Dicen que hay demasiada incertidumbre. Pero están preocupados porque muchos se están reduciendo a un ritmo alarmante.

Un estudio hecho por el glaciólogo ecuatoriano Bolívar Cáceres, -que se publicará este año- señala que los glaciares del país perdieron el 40 por ciento de su superficie entre 1956 y 2006.

Es el caso del Cotopaxi, reconocido por su forma cónica ha perdido el 40 por ciento de su capa glaciar desde 1976. Otro que ha perdido un 50 por ciento de sus hielos en los últimos 50 años es el Antisana, cercano al anterior.

A más de 5.000 metros de altura, los glaciares tropicales son particularmente sensibles a los cambios del clima. Es así que el fenómeno climático ’El Niño’ incrementa las temperaturas y los glaciares se derriten. Por su parte, cuando se presenta ’La Niña’, se la asocia con un clima más frío y mayores precipitaciones, por lo que algunos de los hielos pueden avanzar o estabilizarse, sostienen los expertos.

De acuerdo con el también glaciólogo del Instituto Francés de Investigaciones para el Desarrollo, Bernard Francou que ha estado estudiando los glaciares ecuatorianos desde 1994, en los últimos meses el índice de precipitaciones ha sido uno de los más bajos en 40 años, pero con unas temperaturas altas, y explica que ésta es la razón para que la línea de la nieve del Antisana (5.300 metros) esté a unos 300 ó 400 metros más arriba de lo normal.

La desaparición gradual de los glaciares no es sólo un problema estético. Varias ciudades andinas dependen de ellos para su suministro de agua potable, especialmente en la estación seca.

Aguas manantiales juegan un papel fundamental en el suministro para las praderas de los Andes altos, conocidas como páramos, que actúan como si fuesen una esponja gigantesca, absorbiendo y liberando el líquido elemento.

Los glaciares de Ecuador tienen una superficie total mucho más pequeña que los de Perú y Bolivia. Ambos países también están perdiendo la cobertura de sus glaciares al mismo ritmo que Ecuador.

Comentarios Normas para comentar

Abstéganse de usar comentarios insultantes, difamatorios o que no vayan de acuerdo al tema. Evite el uso de palabras malsonantes. Queremos que nuestro sitio web tenga un elevado nivel de discusión entre sus usuarios y que todos puedan expresar su opinión dentro del marco del respeto.

  • Comentarios con Facebook ()
  • Comentarios con RT (  )

¿Será el Estado Islámico una amenaza real para EE.UU.?

sepa más »
 

Lea también

Últimas noticias