s

La música no huele: un grupo paraguayo toca en Madrid instrumentos reciclados de la basura

Publicado: 18 ago 2011 | 4:41 GMT Última actualización: 18 ago 2011 | 1:56 GMT

Las auténticas melodías de la tierra resonarán a partir de hoy en Madrid, que acoge la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, de la mano de la singular orquesta paraguaya 'Sonidos de la Tierra'.

Las auténticas melodías de la tierra resonarán a partir de hoy en Madrid, que acoge la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, de la mano de la singular orquesta paraguaya 'Sonidos de la Tierra'.

Nacida en un vertedero de Asunción, esta orquesta es única en el mundo debido a la naturaleza de sus instrumentos. Latas, tambores, chapas, tenedores… lo que para unos puede ser basura, para  los jóvenes paraguayos con escasos recursos son elementos indispensables para confeccionar sus violines, chelos y guitarras. Tocan música clásica con instrumentos fabricados con residuos sólidos.

"Somos los únicos que tocamos con despojos reciclados", explica el director de orquesta Luís Szarán. Fue precisamente él quien, hace nueve años, reunió a los chicos de la zona cercana al vertedero Cateura, un gigantesco basurero de residuos en las afueras de Asunción, para enseñarles las bases de la música. La iniciativa se desarrollaba bajo el lema "el joven que durante el día interpreta a Mozart por la noche no romperá vidrieras".

Sin embargo, interpretar cualquier melodía parecía misión imposible básicamente por el hecho de que los instrumentos convencionales no alcanzaban para todos. Hasta que un poblador de Cateura, Nicolás Gomez Martinez, alias Don Kolá, encontró la solución. “A ver si esto les sirve”,  fue lo que dijo Don Kolá a los alumnos cuando apareció en una de las clases con un violín hecho a partir de una vieja cacerola.

“Cuando lo vimos, nos reímos todos”, recuerda Luís Szarán. Ahora los instrumentos fabricados con canaletas, chapas de cerveza, botones y cucharas son fundamentales en 'Sonidos de la Tierra'. Lo que se inició por necesidad terminó cautivando a todo el mundo.

Pero la fama internacional no fue el objetivo de los impulsores de la iniciativa. Lo que buscan es combatir la violencia juvenil y posibilitar el acceso a la educación en un país donde el 65% de la población tiene menos de 30 años. "Este proyecto pone mucho énfasis en el trabajo con la juventud en un país en el que la corrupción de tantos años no ha proporcionado prácticamente oportunidades a nadie", subraya Szarán.

Ahora el programa cuenta ya con 12.000 alumnos en 165 comunidades de todo Paraguay y pretende seguir expandiéndose. Para Szarán, lo mejor que se puede hacer en un mundo "de tantos contrastes" es trabajar "desde abajo", porque -asegura- "igual que crecen las redes sociales crecen las miserias y desigualdad".

Comentarios Normas para comentar

Abstéganse de usar comentarios insultantes, difamatorios o que no vayan de acuerdo al tema. Evite el uso de palabras malsonantes. Queremos que nuestro sitio web tenga un elevado nivel de discusión entre sus usuarios y que todos puedan expresar su opinión dentro del marco del respeto.

  • Comentarios con Facebook ()
  • Comentarios con RT (  )

¿Cuáles serán las consecuencias en EE.UU. de las manifestaciones por el caso Ferguson?

sepa más »
 

Lea también

Últimas noticias