X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/2SR

Anciana rusa impidió la destrucción del cementerio donde yace su hermano

Publicado: 4 may 2010 21:05 GMT

Algunas tumbas de los soldados soviéticos que liberaron a Europa de los nazis no cuentan con la atención merecida. Una anciana moscovita logró impedir la destrucción de un cementerio en Hungría gracias a la ayuda de las autoridades rusas y los miembros de su parroquia.

Anciana rusa impidió la destrucción del cementerio donde yace su hermanoRIA-Novosti
Síguenos en Facebook

Algunas tumbas de los soldados soviéticos que liberaron a Europa de los nazis no cuentan con la atención merecida. Una anciana moscovita logró impedir la destrucción de un cementerio en Hungría gracias a la ayuda de las autoridades rusas y los miembros de su parroquia.

Una distancia de miles de kilómetros no ha podido impedir a María Vólkova, jubilada de 79 años, cumplir con lo que denomina su deber espiritual: rendir el último homenaje a su hermano fallecido en la Segunda Guerra Mundial. Estuvo más de 30 años buscando el lugar de su último reposo, hasta que finalmente en 1978 dio con él en un cementerio húngaro medio destruido. Empezó a visitarlo dos veces al año. En un momento determinado, incluso consiguió preservarlo de su demolición.

María solía ocuparse de las tumbas y se dedicaba a buscar a los compañeros fallecidos entre los nombres de los enterrados. Sin embargo, en 2001 le comunicaron que un hombre de negocios de la localidad quería destruir las fosas soviéticas para aprovechar el terreno. Entonces María empezó su lucha. Para ello, acudió a los más altas esferas.

Envié un telegrama a Putin explicando que no tenía suficiente dinero como para ir a Hungría para proteger la tumba. Entonces, me pagó el pasaje”, dice la jubilada. “El alcalde de Moscú también me dio dinero. Ahora me está ayudando nuestro ministro de Asuntos Exteriores para que pueda pagarme el viaje”, continúa.

Pero los billetes eran tan sólo una ínfima parte de los gastos necesarios. Las autoridades húngaras declararon que la restauración del cementerio costaría miles de euros. Y María estaba dispuesta a encontrarlos. Su pensión es pequeña y desde el principio sabía que necesitaría ayuda. Entonces su párroco le sugirió organizar una colecta en la iglesia. Gracias a generosas donaciones logró reunir 30.000 euros. Al final, además de restaurar la tumba pudo también construir una pequeña capilla.

María visita la nueva capilla unas cuantas veces al año. Lleva cruces, iconos y velas donadas por diferentes iglesias de Moscú. Sigue recolectando donaciones para cumplir con algo que considera como una obligación familiar: preservar la memoria de su hermano muerto tan lejos de su patria.

Etiquetas:

¿Qué opina del nuevo descubrimiento de la NASA?

Deje su opinión »

Últimas noticias