X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3u9p

Amazonia: Resuelven la paradoja de Gran Sabana que se salva del fuego gracias a los incendios

Publicado: 3 jul 2015 14:42 GMT

La selva tropical más grande del mundo, la Amazonia, cuenta con una gigante área anómala donde en lugar de bosques solo crecen hierbas y arbustos. A menudo se responsabiliza de ello al pueblo nativo de los pemón, que realiza miles de pequeños incendios al año. Un nuevo estudio de científicos españoles sugiere que paradójicamente son los pemones y sus fuegos controlados los que evitan que la zona se convierta una "bola de fuego" devastadora.

wikipedia.org / Paolo Costa Baldi / CC BY-SA 3.0
wikipedia.org / Paolo Costa Baldi / CC BY-SA 3.0 wikipedia.org / Paolo Costa Baldi / CC BY-SA 3.0
Síguenos en Facebook

Fuegos controlados para evitar incendios incontrolables. Es la conclusión a la que llegan los científicos españoles del Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera después de haber estudiado en profundidad la Gran Sabana, una zona anómala entre Venezuela, Brasil y Guyana. Se trata de una enorme 'isla' herbácea de 10.820 kilómetros cuadrados 'tallada' en el medio de la selva tropical más grande del mundo, en la que habita el pueblo nativo de los pemones.

A menudo se ha acusado a los pemones, que realizan fuegos en sus rituales curativos y comunicaciones, de haber convertido la selva tropical en una sabana. El nuevo estudio publicado por los científicos españoles en la revista 'Quaternary Science Reviews' sugiere que la situación es más compleja  pero el nuevo estudio sugiere que la situación es más compleja.

Las pruebas de polen obtenidas de los sedimentos en los fondos de lagos indican que el paisaje empezó a cambiar en la zona hace 12.000 años, al menos 1.000 años antes de la aparición de los primeros humanos. Los pemones habrían poblado la zona en el holoceno tardío, cuando la región ya contaba con algunas áreas herbáceas. Pero después de su aparición las sabanas se expandieron con gran rapidez, concluyen los investigadores. La transformación de los bosques en sabanas se debió a una "sinergia del clima y fuego", aunque no necesariamente debido a fuegos provocados por los humanos, concluyen los investigadores. La razón de esta transformación también puede deberse a los rayos eléctricos. La caza redujo el número de animales herbívoros, lo que pudo causar una acumulación de hierba seca que nadie consumía. Esta hierba pudo arder causando importantes fuegos.

Por tanto, los fuegos causados por los humanos pudieron frenar los incendios naturales, salvando así los bosques, explicó a 'New Scientist' doctora Iokiñe Rodríguez de la Universidad de East Anglia, Reino Unido. Los incendios controlados y realizdos en el momento adecuado pueden servir de cortafuegos.

En conlusión, los pemones, causantes de miles de incendios al año, pueden ser vitales para la región, ya que desde antiguo saben controlarlos. Es una ventaja con que no cuenta, por ejemplo, Australia, donde los aborígenes fueron desplazados de sus territorios y despojados de sus conocimientos antiguos sobre la forma de controlar incendios en las sabanas. Y esta ventaja puede desaparecer también en la Amazonia, donde los pemones jóvenes se marchan poco a poco de sus territorios para establecerse en las ciudades. "Esta región se convertirá en una bola del fuego" cuando fallezcan los anciados, advierte una representante de la comunidad.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias