X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3xjy

La gran mentira que los nazis fabricaron para ocultar la masacre de millones de judíos

Publicado: 18 ago 2015 14:10 GMT

El campo de concentración de Theresienstadt fue presentado al mundo por los nazis como un paraíso en la Tierra regalado por Adolf Hitler a los judíos, que en realidad no era más que un gueto amurallado de exterminio de judíos. Pero incluso la Cruz Roja Internacional elogió las actividades de esta cruel prisión, luego de que el Tercer Reich la vendiera de forma espectacular como una ciudad modelo.

La gran mentira que los nazis fabricaron para ocultar la masacre de millones de judíos
La gran mentira que los nazis fabricaron para ocultar la masacre de millones de judíos Wikimedia
Síguenos en Facebook

Theresienstadt, ubicada en lo que hoy es República Checa, fue inaugurada en 1941 y durante toda la Segunda Guerra Mundial fue considerada una ciudad de vacaciones para los judíos más adinerados. Aunque en realidad este gueto era totalmente diferente y sus reclusos vivían un verdadero infierno, informa el diario 'ABC'.

En 1944, en un intento por demostrar al mundo que en las cárceles alemanas no se estaban masacrando a seres humanos, los nazis crearon una increíble farsa y permitieron que una comitiva de la Cruz Roja Internacional entrara a la 'ciudad modelo'. Para la inspección se maquilló el recinto construyendo falsos parques, jardines, escuelas, cafeterías, etc.

Los nazis seleccionaron a los reclusos que se encontraban en mejores condiciones físicas y de salud mientras que al resto los deportaron a otros campos de concentración o los escondieron. Se les obligó a vestirse con la mejor ropa, a realizar actividades como si estuvieran libres, les suministraron alimentos de la mejor calidad y hasta se realizó un concierto al aire libre con cientos de 'felices espectadores', con el objetivo de convencer a la comitiva de que los reclusos estaban felices de encontrarse allí.

Tras finalizar la inspección la Cruz Roja dio el visto bueno e incluso elogió a Theresienstadt. Pero inmediatamente los alemanes destruyeron todo lo que habían construido para la visita de los observadores y la vida de los reos volvió a la cruel realidad. En las jornadas siguientes, miles de niños y adultos que participaron en la farsa fueron enviados a centros de exterminio para evitar dejar rastros de lo sucedido.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias