X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4rpb

El espía disléxico que escondía documentos robados de EE.UU. en táperes

Publicado: 1 nov 2016 07:32 GMT | Última actualización: 1 nov 2016 12:29 GMT

Un nuevo libro revela la historia de Brian Reagan, un ex trabajador de la inteligencia estadounidense que robó miles de documentos secretos para venderlos a los enemigos de su país.

El espía disléxico que escondía documentos robados de EE.UU. en táperes
Brian Regan, extrabajador de la Oficina Nacional de Reconocimiento
FBI
Síguenos en Facebook

La idea de robar información secreta comenzó a rondar los pensamientos de Brian Regan a principios de 1999, después de trabajar durante 4 años en la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO), la agencia responsable de gestionar los satélites espía de Estados Unidos. En aquel momento, Regan se sentía humillado en el trabajo, atravesaba una difícil situación económica con numerosas deudas y su matrimonio estaba a punto de romperse. 

Sin embargo, lejos de mejorar su situación, todo fue a peor cuando tras rechazar el traslado que le ofrecieron a Europa, tuvo que aceptar su salida de la NRO un año más tarde. Y en este punto es cuando Regan decidió emprender un nuevo trabajo: robar los secretos de su país para venderlos a los enemigos de EE.UU. Algo que estaba al alcance de su mano, ya que tenía acceso a 'Intelink', una red secreta de servidores que contiene información de inteligencia americana.

Imagen captada por una cámara oculta del FBI que muestra a Regan robando los documentos / FBI

Su peculiar historia ha sido recogida por el escritor Yudhitjit Bhattacharjee en el libro 'The Spy Who Couldn't Spell: a Dyslexic Traitor, an Unbreakable Code and the FBI's Hunt for America's Stolen Secrets' (El espía que no podía escribir: un disléxico traidor, un código irrompible y la búsqueda del FBI de los secretos robados de América').

El robo de miles de documentos secretos

Según 'The Guardian', que ha tenido acceso a un avance del libro, Bhattacharjee describe a Regan como un hombre con serias dificultades para integrarse socialmente debido a su dislexia y, además, era humillado constantemente por sus compañeros de trabajo, que dudaban de sus capacidades y de su inteligencia. Sin embargo, esta se convirtió en su gran baza, ya que le permitió robar miles de informes de inteligencia sin que nadie en el trabajo sospechase lo que estaba haciendo. 

Así, Regan supo aprovechar al máximo el tiempo que le quedaba en la NRO y comenzó a descargar e imprimir en el trabajo miles de documentos secretos de EE.UU., principalmente, sobe Oriente Medio y el norte de África, ya que consideraba que iban a ser los más preciados. Durante meses, almacenó los documentos en su armario de la oficina, pero nadie se fijó en lo que estaba haciendo. Incluso, durante un viaje de Reagan, se hizo una limpieza profunda de los muebles y sus compañeros le guardaron los documentos por si los podía necesitar más tarde. 

Algunos de los documentos secretos que fueron robados por Regan / FBI

Tras casi un año recopilando información secreta, en marzo de 2000, Regan comienza poco a poco a sacar de la oficina en una mochila del gimnasio los miles de documentos que había almacenado, así como varios CDs y vídeos. Según cuenta Bhattacharjee en el libro, los documentos fueron almacenados en "tuppers" en su casa. Tampoco aquí, nadie se percató del robo de información que se estaba llevando a cabo en el seno de la NRO.

Regan comienza entonces a valorar quien o quiénes podrían estar interesados en comprar los informes de inteligencia, y su primera opción fue Libia. Sin embargo, para comunicarse con ellos, tenía que diseñar un sistema de codificación que le permitiese pasar inadvertido por los servicios secretos. Algo que muy probablemente no consiguió, ya que en abril de 2001 el FBI comienza a seguir su pista tras caer en sus manos un documento con el que intentaba ponerse en contacto con la inteligencia libia. 

Su dislexia alertó al FBI

Y fue, precisamente, su dislexia, la que le situó en el centro de las sospechas: sus constantes faltas de ortografía escribiendo ayudaron al FBI a dar con su verdadera identidad. De hecho, 'The Guardian' narra un episodio en el que la inteligencia americana capta a Regan conduciendo a gran velocidad después de enterrar varios documentos que él consideraba importantes para salvar su vida.

Portada del libro sobre Brian Regan

El último paso del FBI ocurrió el 23 de agosto de 2001. Regan fue detenido cuando estaba a punto de volar hacia Zúrich, donde quería reunirse con diplomáticos de Irak, Libia y China.

Finalmente, en febrero de 2003, para evadir la pena de muerte por alta traición que solicitaba la fiscalía, Regan acepta la cadena perpetua por intento de espionaje y recopilación ilegal de información de defensa, a cambio de revelar dónde había guardado los documentos, que estaban enterrados en varios lugares de Virginia y Maryland. 

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias