X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4t84

"Mercenarios de la imaginación": La reacción que desata la serie sobre Chávez en Venezuela

Publicado: 26 nov 2016 01:31 GMT | Última actualización: 26 nov 2016 04:58 GMT

Una compañía internacional de televisión anunció que produciría una serie sobre la vida del líder bolivariano. Voceros del chavismo dijeron que demandarían, el presidente Maduro anunció un filme para contar la "verdadera historia" de Chávez. Pero, ¿qué hay detrás del producto audiovisual?

"Mercenarios de la imaginación": La reacción que desata la serie sobre Chávez en Venezuela
Carlos Garcia Rawlins / Reuters
Síguenos en Facebook

El video no dura más de dos minutos. La verruga falsa en el lado derecho de la frente delata la pista indefectible: es el actor que interpreta a Hugo Chávez.

En septiembre de este año la compañía Sony Pictures Televisión "filtró" en internet el trailer de su nueva serie, llamada "El Comandante", en la que ficciona sobre la vida del fallecido ex presidente venezolano. Pero meses antes, la noticia de la producción ya se manejaba en las altas esferas del gobierno.

"El pueblo de Venezuela y las familia (de Chávez) se reservan todas las acciones a tomar con quienes están grabando esa serie -advirtió el diputado socialista Diosdado Cabello- porque no podemos permitir que sobre Hugo Chávez vayan a mentir impunemente".

Aunque el teaser anunciaba su estreno inminente, eso aún no ha ocurrido. Uno de los actores de la serie, quien en una entrevista sugirió que interpretaría a Cabello pero luego se retractó, deslizó las principales dificultades para el lanzamiento: "por cuestiones de demandas, de nombres (...) Están todavía cuadrando hilitos para que todo salga sin problemas".

Para el ministro de Cultura de Venezuela, Freddy Ñánez, el objetivo de la serie está claro: "Es un intento despolitizador, desesperanzador, desmovilizador del entusiasmo revolucionario. El argumento de la serie es: todo intento por cambiar las cosas las empeora. La moraleja: el poder es malo. Un cuento de terror para asustar a los pueblos inmaduros y evocar su lado conservador. ¿Qué mejor forma que el de la verosimilitud del drama?", dijo en entrevista a RT.

La muerte simbólica

Roberto Malaver es periodista, conduce un programa de televisión en el canal del Estado y desde las aulas de la Universidad Central de Venezuela (UCV) ha preparado a generaciones sobre un tema que le apasiona: la publicidad. Sobre la serie, advierte que el propósito principal es hacer dinero y "seguir matando a Chávez".

"Esta no es una estrategia nueva. Es la continuación -explica- de lo que los medios capitalistas han hecho siempre: vaciar de contenido todo lo que los contravenga, banalizar un pensamiento hasta que no tenga sentido y convertir la idea en mercancía, en producto de consumo. Eso lo hicieron con el Che".

Para ello, sostiene citando a Louis Althusser, se valen de los medios de comunicación como aparatos ideológicos. Un Chávez pop "que se pone en sintonía con la realidad hegemónica que una parte del mundo quiere creer: la imagen de tirano, déspota, autócrata. Su propósito es matarlo todos los días", considera Malaver. La mejor defensa ante ese escenario, agrega, "es culturizándonos, teniendo conocimiento".

En eso coincide con Freddy Fernández, ex viceministro de Comunicación durante el gobierno de Chávez: "Yo entiendo y comparto la preocupación al respecto, pero creo que deberíamos centrarnos en el conocimiento profundo de su pensamiento, en la defensa de sus conquistas".

Un relato propio

El oeste de Caracas tiene la impronta de Chávez. La magnitud de su huella se mide por la frontera invisible que le ha impedido a los adversarios políticos del chavismo cruzar al municipio Libertador. La última vez que alguna masa opositora atravesó los linderos del centro fue cuando se perpetró el golpe de Estado de 2002 contra el líder de la llamada Revolución Bolivariana.

Edificios con gigantografías de Chávez, sedes de ministerios con su firma estampada en el exterior y graffitis en las paredes que rezan "bienvenido a territoro chavista" son la advertencia de que a pesar del fallecimiento del mandatario, la identidad de un sector de la capital está marcada por él. En algunos establecimientos de santería hasta venden su imagen. Por eso, para el chavismo, la defensa del imaginario es fundamental.

"Mucho antes de la irrupción de la serie, el presidente Nicolás Maduro había convocado con mucho énfasis al despliegue de una estética propia. Un cine, una literatura, un teatro, una telenovela, que no sólo nos retrate sino que sea capaz de imaginarnos diferente, de revivir el pasado y de proyectarnos tal como deseamos ser. Que nos sensibilice a la dificultad, que nos prepare para los desafíos", asevera Ñáñez.

En agosto Maduro anunció que produciría una película y una serie sobre Chávez, con guiones del intelectual Luis Britto García y dirigidas por el cineasta Román Chalbaud. "Son unos abusadores los señores de Sony Pictures Televisión que informaron que producirán una serie de ficción basada en la vida de Chávez titulada El Comandante", dijo en ese entonces, citado por el Correo del Orinoco.

¿Pero cuál es el interés de una empresa como esa de irrumpir en la pantalla con un seriado sobre Chávez, hecho en Colombia? "El dinero -contesta Náñez, tajante-, y en este caso no faltará plusvalía monetaria ni tampoco ideológica, para decirlo con Ludovico Silva. Son unos mercenarios de la imaginación".

Maniobra mediática

A principios de este mes varios canales de televisión, como RCN de Colombia y TNT, informaron que tendrían la serie en su parrilla de programación. "Un hombre que logró impulsar un cambio político profundo en Latinoamérica, el cual continuará impactando a futuras generaciones", se lee en el comunicado de una de esas empresas al anunciar la adquisición.

Pero independientemente del curso que tengan las demandas, aún no divulgadas de manera oficial, el ministo de Cultura de Venezuela no teme a la probable emisión del seriado: "Los símbolos, cuando son genuinamente populares, sobrevivien al olvido fabricado y al relato tergiversado, miremos el caso de Bolívar. Esta propaganda logrará confundir circunstancialmente sobre la verdad de Chávez y de la revolución bolivariana (como posibles) pero jamás va a apagar el deseo de los pueblos por la justicia o la equidad y mucho menos va a detener los gestos artísticos de ese mismo pueblo por la recuperación de los imaginarios heroicos y su relato".

El actor que interpretará a Chávez es el mismo que dio vida a Pablo Escobar, lo que ha levantado más de una suspicacia en Venezuela. "¿Por qué Colombia no produce un seriado sobre Álvaro Uribe, que es uno de sus expresidentes más polémicos? Porque allá esos atrevimientos se pagan con la vida, cualquier señalamiento al liderazgo político lo responden a tiros", reflexiona el ex viceministro Fernández, "lo que uno puede hacer es no pararle mucho".

En esa misma línea, Ñánez agrega: "si por la vía del realismo periodístico, digo bien: la noticia amañada, el escandalo  sistemático, la falacia o de plano la difamación personal, no consiguieron vaciar de sentido a Chávez, la nueva táctica intentará horadar su dimensión mítica. Sin embargo, ya los teaser nos muestran el tono deliberadamente propagandistico y hay que decirlo: bastante más burdo de lo que podría esperarse de un enemigo mediático experto en la representación y la manipulación de los sentidos".

Mientras se alistan los pertrechos simbólicos a favor y en contra de Chávez, el líder bolivariano tiene asegurada su presencia en la pantalla, justo allí, como dice Regis Debray, "en la fábrica de señuelos".

Nazareth Balbás

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias