X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4zi7

España tras el 'Brexit': errores de estrategia y propuestas sensatas

Publicado: 6 mar 2017 16:32 GMT

¿Qué esta haciendo mal España a la hora de relacionarse con el Reino Unido post-'Brexit'? ¿Y qué le convendría hacer realmente?

España tras el 'Brexit': errores de estrategia y propuestas sensatas
Imagen ilustrativa
Neil Hall / Reuters
Síguenos en Facebook

El Reino Unido es un elemento muy importante en el mapamundi de la economía española: además de ser el primer destino de la inversión de España en el exterior (con un 17% del total) hay que tener en cuenta que 15 millones de turistas británicos visitan España cada año, inyectando unos 13.000 millones de euros en la economía del país. Por otro lado, de todos los países de la UE, España es el tercero que más invierte en Gran Bretaña, tan solo por detrás de Francia y Alemania. Tampoco hay que olvidar que casi un millón de británicos tienen alguna propiedad inmobiliaria en España y casi la mitad de ellos tienen su residencia permanente allí. 

Por todo esto, España tiene buenos motivos para trabajar en una buena estrategia de relaciones con el Reino Unido en este nuevo e impredecible escenario que ha creado el 'Brexit'. España se juega mucho a la hora de evitar que la ruptura de los británicos con la Unión Europea estropee las buenas relaciones comerciales entre ambos países.

Poco esfuerzo y mal orientado

Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que España debe espabilar: la percepción predominante es que España está dedicando poca energía a la hora de establecer lazos fructíferos con el Reino Unido post-'Brexit' , y que además no lo está haciendo bien. "Nuestra diplomacia no está haciendo gran cosa. España no está teniendo un papel de acercamiento a la negociación pese a los enormes intereses en juego. Ni siquiera como lobby", reconocía León Fernando del Canto, abogado español de la sociedad británica Lincoln´s Inn, en un extenso artículo del diario 'El País'.

Imagen ilustrativa / pixabay.com

Y además, parece que los escasos esfuerzos hechos hasta ahora se han centrado en atraer a España entidades financieras de la city de Londres, tras el 'Brexit', decidan establecerse en otras ciudades europeas, lo cual, según los expertos, puede ser una mala estrategia, ya que, por ejemplo, tal como señala el periodista experto en economía Alberto Ortín en un artículo publicado en Voz Pópuli, España no puede competir en eso con ciudades como Frankfurt, Luxemburgo o París "ni en facilidades fiscales, ni en agilidad burocrática, ni en el empleo del inglés".

Mejores alternativas

En opinión de Alberto Ortín, España podría fortalecer sus relaciones con el Reino Unido centrándose "en aquellos británicos que opten por disfrutar de su jubilación en otro país, o para estudiantes, o, simplemente, para turistas. A estos colectivos les preocupa ahora que tras el 'Brexit' no puedan seguir disfrutando, por ejemplo, de las mismas prestaciones sanitarias que hasta ahora tenían en España. O que se dificulte la posibilidad de adquirir una vivienda, o de asistir a un determinado colegio o a una universidad. La economía española se vería beneficiada si se facilitaran a estos colectivos las condiciones para viajar y vivir en el país".

Jon Nazca / Reuters

Otra alternativa propuesta por los expertos es la de ofrecer a las empresas del Reino Unido facilidades para instalarse en el territorio español, y que puedan disfrutar así de ciertas ventajas: "No estamos viendo una huida de empresas de Reino Unido pero sí percibimos el interés por buscar una segunda sede, una base en Europa que les permita el acceso al mercado comunitario. Y España debería asegurarse de que mantiene su atractivo en ese sentido", afirmaba  Christopher Dottie, presidente de la Cámara de Comercio británica en España, en declaraciones recogidas en el citado artículo de El País.

En ese mismo sentido se expresa también Antonio Ortín: "Los productos y servicios que Reino Unido vende al exterior afrontan un incremento de los precios de producción por la subida de los aranceles e impuestos que impondrán el resto de países. Y esto llevará a compañías británicas a plantearse instalar fábricas y sedes en otros países europeos. Especialmente afectada se verá previsiblemente la industria automovilística británica. Aquí España puede competir con cualquier otro país, tanto en lo referido a la logística (puertos, carreteras, red ferroviaria) como en la preparación y moderación salarial de sus trabajadores. Además, España ofrece otro valor añadido, su especial relación comercial con Latinoamérica (no así con Asia), y con el norte de África".

Todo apunta, efectivamente, a que España debería agilizar sus esfuerzos por situarse en el nuevo escenario y tal vez cambiar de estrategia por otra más eficiente. 

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias