X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/50uy

¿Hervido a sangre fría?: revelan nuevos detalles sobre la muerte 'accidental' de un reo en EE.UU.

Publicado: 28 mar 2017 23:48 GMT | Última actualización: 29 mar 2017 09:52 GMT

Ningún custodio ha sido acusado por la espantosa muerte de un prisionero en una cárcel de Florida en 2012. Pero el diario 'The Huffington Post' asegura que durante la investigación se omitieron pruebas cruciales.

Síguenos en Facebook

Darren Rainey, un hombre esquizofrénico que cumplía una condena por posesión de cocaína en la Institución Penitenciaria de Dade en Florida, EE.UU., fue encontrado muerto en una ducha de ese precinto en junio de 2012 con quemaduras en gran parte de su cuerpo. El caso resonó en los medios de comunicación de ese país luego de que otros reclusos afirmaran que la muerte de Rainey fue causada por los custodios de ese centro penal, que habrían sometido al hombre, de 50 años, a una ducha hirviente durante dos horas como modo de castigo, según un reporte exhaustivo de 'The Miami Herald'.

Sin embargo, tras cuatro años de investigaciones del caso, un reporte de la fiscalía estatal del condado de Miami-Dade calificó el fallecimiento de Rainey como un accidente resultante de la esquizofrenia y los padecimientos cardíacos del prisionero, así como del confinamiento que sufrió en la ducha. Esta conclusión implica la exoneración de cualquier posible culpable de la muerte de Rainey, incluyendo a los funcionarios de la prisión que arrojaron al interno a su muerte.


"Leemos lo mismo que todos los demás, pero no fue hasta que realmente investigamos que nos dimos cuenta que no fue eso lo que sucedió".
Katherine Fernandez Rundle, fiscal estatal del condado de Miami-Dade.


Ahora, una nueva investigación de 'The Huffington Post' pone en tela de juicio la fiabilidad del documento oficial de 101 páginas, argumentando que la fiscalía no tomó en cuenta pruebas determinantes que habrían volteado este caso hacia un claro crimen por parte de los custodios, a las que asegura haber accedido gracias a una fuente anónima cercana a la investigación.

Evidencia oculta

Entre los documentos no incluidos en el informe se encuentran imágenes del cuerpo de Rainey tomadas horas después de su muerte, que revelan daños extremos a la mayor parte de su cuerpo, como extensas secciones sin piel y exposición de vasos capilares. Según un examinador médico consultado por ese diario, el estado del cuerpo de Rainey reflejado en estas imágenes no coincide con lo que las autoridades describen en la autopsia.

Los documentos además mencionan que se realizó una prueba de la temperatura del agua de la ducha luego de la muerte del prisionero. En esa ocasión, un chorro de agua cayó accidentalmente sobre la mano de la oficial que abrió el grifo y se la lastimó "porque estaba muy caliente", según un testimonio no mencionado en el reporte de la fiscalía. La temperatura registrada era superior a los 70 grados centígrados, 5 grados más que el límite permitido para ese centro penal, y suficiente para provocar quemaduras de tercer grado y dañar tejidos subcutáneos (incluso en exposiciones de pocos segundos).

Además, un bombero y paramédico examinó a Rainey 50 minutos luego de ser encontrado y afirmó que presentaba "quemaduras de segundo y tercer grado en aproximadamente el 30% de su cuerpo". A pesar de estos reveladores detalles, el reporte de la fiscalía llegó a la conclusión de que Rainey no sufrió quemaduras. Testimonios de otros especialistas que estuvieron en contacto con el cuerpo, entre ellos una enfermera y un patólogo, contradicen de la misma forma el reporte oficial, según se destaca en la investigación del diario estadounidense.

El sistema se defiende

Human Rights Watch había denunciado que en las prisiones estadounidenses los guardias utilizan fuerza excesiva contra los internos con discapacidad mental. Durante 2014, dos años después de este suceso, cifras oficiales revelaron que en las sobrepobladas cárceles de Florida murieron 346 presos. Con relación a esto, las autoridades tras este caso manifestaron su empatía y defendieron su decisión.

"Nadie puede condonar que una persona sea empujada a una ducha caliente y asesinada de esta forma", aseguró la fiscal Katherine Fernandez Rundle. "Leemos lo mismo que todos los demás, pero no fue hasta que realmente investigamos que nos dimos cuenta de que no fue eso lo que sucedió", dijo la fiscal a 'New Times' en defensa de su polémico reporte, enfatizando que no fue posible encontrar bases que probaran la existencia de intención criminal o alevosía.

Etiquetas:

¿Cuál será la principal consecuencia de una posible retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán?

Deje su opinión »

Últimas noticias