X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/53ry

La historia del "millonario": el refugiado que se hizo rico comerciando en su campamento

Publicado: 11 may 2017 07:55 GMT

Mesfin Getahun empezó fregando suelos, luego logró poner una panadería...y hoy ingresa más de 10.000 dólares al mes vendiendo todo tipo de productos.

La historia del "millonario": el refugiado que se hizo rico comerciando en su campamento
Thomas Mukoya / Reuters
Síguenos en Facebook

Le llaman "el millonario", pero no encaja con la imagen habitual de hombre rico a la que estamos acostumbrados. Se trata en realidad de un refugiado etíope del campamento de Kukuma, en Kenia; un hombre de 42 años que ha conseguido, tal como cuenta un reportaje publicado en 'The Guardian', "convertir su campamento en un imperio de negocios".

Su nombre es Mesfin Getahun, y vive desde 2001 en ese campo de refugiados de la región de Turkana, al noreste de Kenia. Cuando llegó trabajaba de limpiador y ganaba menos de 15 dólares al mes. Hoy en día es un próspero mayorista cuyos ingresos rondan los 10.000 dólares mensuales.

La suya es una historia de superación y constancia. Desde muy pronto ahorró todo el dinero que pudo y en cuanto fue posible montó  su primer negocio: una panadería en el campamento. Lo mantuvo durante algunos años, pero pronto decidió vender más cosas, y así terminó creando un negocio que ofrecía a los refugiados de Kakuma una gran variedad de productos que la ayuda solidaria internacional no suele suministrar. El campamento, que se abrió en 1992 ,tiene ahora 200.000 habitantes. Tal como explica 'The Guardian', "el gran tamaño del campamento y sus necesidades eran el motivo por el que Getahun nunca temió la competencia. Creó un negocio mayorista sabiendo que su éxito dependería de la expansión de una economía dirigida por los propios refugiados". Mesfin explica al diario británico que "la mayoría de los pequeños comerciantes de aquí solo venden ropa de segunda mano. Sólo yo vendo cosas diferentes, productos diferentes. He tratado de enseñarles:'¿Por qué no vendéis como yo?'".

Una 'buena noticia' que le trae problemas

La familia de Mesfin ha sido seleccionada para ser reubicada en los Estados Unidos, y están a la espera de que les comuniquen una fecha de salida. En cualquier otra situación sería una gran noticia. Cualquier otro refugiado estallaría en lágrimas de alegría si recibiera esa noticia...sin embargo, para este comerciante etíope es un problema: su estatus de refugiado le dificulta recaudar y reunir sus activos –dispersos ahora entre el banco local, inversiones hechas en otros negocios del campamento y fajos de dinero en efectivo– y transferirlos al extranjero.

Ha pedido ayuda con su caso a la Organización Internacional para las Migraciones y a la embajada estadounidense en Kenia, pero se queja de que recibe poca ayuda con los preparativos "logísticos" de su mudanza a Norteamérica. Se queja de que "no le comprenden". Y es que es muy probable que el sistema de ayuda humanitaria internacional no esté preparado para un caso como el suyo: el de un refugiado que levanta un próspero imperio mercantil en un medio naturalmente hostil para el crecimiento económico, en un lugar habitado por personas cuya economía pende de un hilo. 

Vida modesta y religiosa

Mientras tanto, aunque preocupado, Mesfin aguarda su destino lo mejor que puede, sintiéndose amparado por Dios. "Cristiano ferviente -explica 'The Guardian', Getahun afirma que su habilidad empresarial innata es un "regalo de Dios", que él debe pagar a través de acciones caritativas. Ha ayudado a construir iglesias en el campamento y ha hecho donaciones a las mezquitas. Ocasionalmente paga algunas facturas de hospital para ayudar a otros refugiados, sufraga la educación privada de niños huérfanos, y proporciona alimentos a quien lo necesita".

Por lo demás, Mesfin es un hombre tranquilo, vive modestamente con su mujer y sus dos hijos en una estancia ubicada en la parte trasera de su almacén, y no parece tener muchos más intereses que los de trabajar y "seguir las instrucciones de Dios". No va a ninguna parte, no come en restaurantes, no sale a divertirse. No es, desde luego, un "millonario" al uso. 

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias