X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/550b

De futbolista y goleador en Sudamérica a músico de rock: la historia de Horacio Chiorazzo

Publicado: 29 may 2017 22:04 GMT | Última actualización: 29 may 2017 23:57 GMT

Este jugador de fútbol argentino debutó en Bolivia, donde se convirtió en ídolo y goleador, y sueña con triunfar en el mundo del rock.

De futbolista y goleador en Sudamérica a músico de rock: la historia de Horacio Chiorazzo
RT \ Facebook / AFP
Síguenos en Facebook

La historia de Horacio Chiorazzo no es una historia cualquiera. Un futbolista argentino que recorrió la mayoría de las ligas sudamericanas y dejó una muy buena imagen en los clubes donde jugó. Lejos de las luces de los grandes estadios europeos, este verdadero trabajador del fútbol llegó a estar entre los 12 goleadores del mundo en el año 2000. También fue finalista y goleador de la Copa Sudamericana 2004, por la cual todavía hoy lo recuerdan con cariño en Bolivia.

Nació el 9 de junio de 1976 en el municipio de Lanús (Argentina) y de chico comenzó a jugar 'a la pelota', como se le dice en su país. "Como los tiempos son diferentes a los de hoy, el único entretenimiento que yo tenía era ese. El fútbol era lo más lindo", contó en diálogo con RT.

Chiorazzo rememoró que "la primera vez" que jugó formalmente para un club "fue a los 12, 13 años". En aquel entonces "trabajaba en una bicicletería" a la vuelta de su casa y había un taller mecánico cerca, a "donde iba uno de los directores técnicos de las inferiores de Boca". "Él siempre me veía y un día me dijo que me fuera a probar", relató.

Allí estuvo durante dos años para luego pasar a la quinta división de Lanús, el equipo de su barrio, donde llegó a formar parte del plantel de Primera División. "Siempre fue mi sueño, mi objetivo. Creo que era el único sueño que tenía", explicó. "Ahora viéndolo a la distancia es medio raro, porque hay otras cosas con las que te podés defender en la vida, no precisamente el fútbol, donde llegan y pueden salvarse económicamente pocos", reflexionó. Sin embargo "la idea de jugar en Primera estuvo siempre".

Debut, goleador e ídolo

A pesar de haber hecho la pretemporada con Lanús en 1996-1997, no llegó a debutar oficialmente con el club. "Cuando llegó junio era la edad de hacer contrato y decidieron no hacérmelo ni a mi ni a muchos compañeros que eran chicos", apuntó. Fue entonces que surgió la oportunidad de ir a jugar a Bolivia, donde debutó en el Real Santa Cruz: "Recuerdo mucho ese día porque tuve la suerte de convertir dos goles. Ganamos 4 a 1, si no me equivoco".

En el equipo de Santa Cruz convirtió 54 goles en 73 partidos y en el año 2000 se ubicó "en el puesto número 12 de los goleadores del mundo". Eso hizo que "el club más grande de Bolivia, el Bolívar", decida comprar su pase. "Para mí, Bolívar siempre fue un equipo muy importante, que todos los años jugaba la Copa Libertadores", apuntó Chiorazzo. Se trataba de "un club difícil para jugar por el nivel de exigencia de la gente, que siempre llena el estadio". Pero en su debut convirtió un gol y aseguró que eso le dio "mucha confianza".

Allí ganó dos ligas locales y llevó al equipo a una histórica final de la Copa Sudamericana 2004, donde cayeron derrotados ante el Boca Juniors de Carlos Tévez. Chiorazzo convirtió un gol en el partido de ida de la final y terminó siendo el goleador de aquel torneo. 

"Ni en los sueños más optimistas creí que la gente de Bolívar me iba a querer tanto", dijo. Hace 13 años dejó de ser jugador del club y, sin embargo, "hace 15 días" el presidente lo llamó para entregarle "una plaqueta de reconocimiento". Cuando llegó a La Paz lo estaban esperando hinchas en el aeropuerto. "Que haya pasado tanto tiempo y la gente me siga recordando es un sueño", afirmó.

El fútbol sudamericano

Tras su paso por Bolivia, Horacio Chiorazzo siguió su carrera en clubes de Ecuador, Chile, Colombia y Argentina. También tuvo un breve paso por Corea del Sur y estuvo a punto de firmar para un club ruso. "Hice la pretemporada, pero después no se llegó a un arreglo y me tuve que volver", explicó.

"Ser futbolista en Sudamérica, como todo, depende de en qué club juegues", opinó. En ese sentido, resaltó que hay algunos que "son verdaderamente grandes y no tenés ninguna dificultad"; por ejemplo en Brasil, Argentina o Colombia. Incluso, "hoy por hoy Bolívar está gerenciado y se cobra en término todos los meses".

No obstante, durante la Copa Sudamericana 2004 el plantel del que formaba parte Chiorazzo tuvo "la mala suerte" de sufrir una gestión económica que "era un desastre" y llegaron a "hacer huelga para cobrar" durante el torneo. "Yo, particularmente, jugué sin contrato. Jugar en Sudamérica a veces te da esas cosas, que no tienen punto de comparación con los jugadores de Europa", reflexionó.

A pesar de todos los problemas, se mostró "inmensamente agradecido de poder haber jugado en casi todas las canchas y haber conocido todos los países de América del Sur".

Retiro, rock y después

En el año 2010, mientas jugaba en Deportivo Español (Argentina), se fracturó un tobillo. Tenía 34 años y "a esa edad una lesión así es difícil". En ese sentido, la pregunta ineludible es por qué no siguió relacionado con el fútbol. "Si tuviera que ser técnico, representante o todo lo que tenga que ver con el fútbol lo haría porque así lo siento pero, en ese momento, no me pareció que era lo que tenía que hacer para seguir mi vida", respondió Chiorazzo.

Entonces, comenzó a trabajar en el Banco Central de la República Argentina. "Es un modo de vida diferente: disfruto los fines de semana, hago lo que me gusta, mi familia tiene una estabilidad", comentó. Si bien recuerda con cierta nostalgia el ambiente del fútbol y no descarta volver en algún momento, aseguró estar "muy agradecido" y "muy contento" con su vida actual.

Además de ser un trabajador bancario, el exfutbolista forma parte de la banda de rock Carlos & Charly, "lo otro que siempre me gustó", un proyecto musical en el cual toca el bajo. "En su momento, era difícil porque andaba seis meses en un lado, seis en el otro. Por eso es algo que disfruto de estar ahora instalado en Buenos Aires", resaltó.

Chiorazzo comentó que en todos los países a los que fue como jugador se llevó una guitarra. "Siempre estuve ligado a la música porque es lo que me apasiona" y hoy puede "cumplir el sueño de estar en una banda, subir a un escenario y tocar. Es hermoso", dijo.

En el futuro inmediato, los componentes de Carlos & Charly tienen previsto grabar un disco. "A través de los años escuché mucha música, soy un apasionado y considero que hacemos un lindo proyecto, con lindas canciones", con lo cual "esperemos que a la gente le guste, nos siga y podamos llevarlo a cabo".

Santiago Mayor

Etiquetas:

Últimas noticias