X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/5e21

Constructoras al banquillo: ¿Por qué serán demandadas en México tras el sismo?

Publicado: 29 sep 2017 18:39 GMT | Última actualización: 29 sep 2017 18:46 GMT

Al menos dos firmas de la construcción están en el ojo del huracán después que se derrumbaran propiedades que no tenían más de un año de habitadas. La batalla legal apenas comienza y una de las delegaciones de Ciudad de México encabezará la querella.

Constructoras al banquillo: ¿Por qué serán demandadas en México tras el sismo?
Nacho Doce / Reuters
Síguenos en Facebook

Canada Building Systems y Dijon S.A.P.I de C.V. son dos de las constructoras que serán demandadas en Ciudad de México después del sismo del 19 de septiembre.

El colapso de dos edificios que habían estado bajo la responsabilidad de las firmas dejó a cientos de familias sin hogar y causó la muerte de tres personas en la delegación Benito Juárez. La demarcación ha anunciado que demandará a ambas compañías por "engañar a la autoridad y utilizar materiales de construcción de mala calidad", refiere Excélsior.

"Las dos empresas constructoras responsables del colapso de edificios ubicados en Zapata 56 Col. Portales, Canada Building Systems de México S.A de C.V y Bretaña 90 Col. Zacahuitzco, Dijon S.A.P.I de C.V, tendrán que pagar e indemnizar a cada uno de los propietarios y afectados", indicó un comunicado emitido por la delegación. Sin embargo, una de las compañías sólo se limitó a enviar un correo para decir que el sismo había sido un "evento fortuito" por lo que no estaban obligados a efectuar ninguna indemnización, precisa Animal Político. El sismo dejó ver las fallas de un mercado inmobiliario que en los últimos años despuntó para en la capital con precios que dejaron atrás el promedio nacional, tal como refiere un informe sobre el sector realizado este año por Lamudi.

Corrupción en ciernes

Después del shock en que quedó en la población por el movimiento telúrico y las innumerables muestras de solidaridad que dio la ciudadanía, el polvo se ha asentado sobre la capital y las evaluaciones han empezado a arrojar luces sobre la responsabilidad de las constructoras en parte de las 194 muertes registradas en Ciudad de México.

Las denuncias por permisos falsos, documentación trucada, omisiones de las autoridades y verificación laxa por parte de los encargados de las obras son solo parte del problema. Autoridades de las delegaciones, así como particulares han emprendido acciones legales para dar con los responsables, que podrían implicar a constructoras, a los propietarios de predios e inmuebles, y a las oficinas burocráticas que permiten el uso de los suelos urbanos.

Uno de los casos más emblemáticos fue la caída del Colegio Enrique Rébsamen, que dejó un saldo fatal de 25 víctimas, entre ellos 19 niños y 6 adultos. La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, denunció el jueves pasado a los dueños del inmueble, así como a funcionarios de gobierno que autorizaron unas obras de ampliación que dañaron las estructuras y aceleraron el colapso del edificio.

Según Sheinbaum, entre enero y diciembre de 2014, el colegio fue clausurado con la orden de derribar la construcción adicional que se había hecho en el cuarto piso, pero reabrió sus puertas -sin demoler la estructura- tras el pago de una multa de 21.000 pesos (equivalentes a unos 1.150 dólares), lo que fue calificado por la funcionaria como "indignante".

En Portales Sur, otro edificio colapsó y tenía menos de un año de construido. "Ni siquiera había empezado bien el sismo y ya se había caído", dijo a Obras web la propietaria Teresa Parra habitaba, quien vivía en uno de los 24 departamentos del Condominio San José, en la avenida Emiliano Zapata 56. Su hermana lo pagó de contado con la promesa de que se trataba de un estructura edificada con la más alta tecnología.

La empresa Canada Building Systems de México S.A. fue la encargada de esa obra pero, según cuentan los propietarios, la firma envió un correo deslindándose de responsabilidades. No obstante, las autoridades de la delegación Benito Juárez aseguraron que "tendrán que pagar e indemnizar a cada uno de los propietarios y afectados" y anunciaron que emprenderán averiguaciones "para establecer sanciones" a los funcionarios que supervisaron la edificación "por posible negligencia".

En Bretaña 90, en la Colonia Zacahuitzco de la delegación Benito Juárez, otra construcción colapsó. Reportes de los vecinos aseguraron que la obra tenía una remodelación reciente pero que se había hecho sobre los cimientos antiguos. La firma Dijon S.A.P.I de C.V. ha sido señalada como responsable de esa edificación "por utilizar materiales de baja calidad, mentir y evadir a la autoridad", lo que puso en riesgo la vida de los propietarios y generó el deceso de una joven de unos 19 años.

Entrevistado por El Heraldo de México, el jefe delegacional de Benito Juárez, Christian von Roehrich, dijo a propósito de la demanda judicial contra las dos constructoras: "Hablamos de fraude equiparado, por vender algo de mala calidad. Es homicidio culposo, lesiones, responsabilidad de los directores responsables de obra y corresponsables. En el caso de Bretaña 90, lo hicieron por la libre, en pocas palabras".

¿Burbuja inmobiliaria?

De acuerdo al informe de Lamudi, en el último año la Ciudad de México experimentó un crecimiento exponencial en construcción inmobiliaria. De hecho, la actividad general alrededor de 14% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y la capital es una evidencia de ese pujante sector.

No obstante, el sismo ha vuelto a poner sobre la mesa la discusión sobre la importancia de la calidad de las construcciones, el rigor con el que se otorgan los permisos en algunos predios y la fragilidad de los suelos, al menos en Ciudad de México, por ser una urbe edificada en el lecho lacustre del desecado lago de Texcoco. Esa singular característica la hace propensa a magnificar el efecto de los sismo que, con frecuencia, sacuden a una nación asentada sobre cinco placas tectónicas en constante fricción.

Un fenómeno que ha empezado a notarse en la ciudad es la caída de los condominios en los barrios "cool". Tal como refiere El País de España, en los últimos cinco años el sector inmobiliario amplió su apetito en zonas como Roma y Condesa, lo que elevó los precios más de 100%. Tras la devastación del pasado martes, ya se empiezan a renegociar las rentas a la baja y ha regresado el temor de que un nuevo sacudón afecte los edificios que siguen en pie.

Al menos 52 inmuebles en esa zona tienen riesgo de colapso, lo que se suma a los más de 3.000 con daños estructurales en Ciudad de México. Pero los habitantes de la urbe no son los únicos conmocionados por el sismo, el sector inmobiliario -que supo aprovechar el aluvión especulativo- también ha quedado cimbrado: se espera, según Forbes, una contracción de 30% y 40% en los próximos tres años. La tarea más difícil, sin embargo, será para las firmas involucradas en irregularidades en la construcción porque sus "faltas" se cobraron en vidas, en ausencias irreparables.

Nazareth Balbás

Etiquetas:

¿Qué piensa de la aplicación de la pena de muerte a violadores de niños?

Deje su opinión »

Últimas noticias