NoticiasViral

Condenan a 18 años de cárcel a sobrinos de la primera dama venezolana en EE.UU.

La sentencia del juez del Distrito Sur de Nueva York condenó a Francisco Flores de Freitas y Efraín Campos Flores a 18 años de cárcel.

El juez federal por el Distrito Sur de Nueva York, Paul Crotty, condenó este jueves a Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores a 18 años de cárcel.

Los sentenciados son familiares de la Constituyentista, Cilia Flores, esposa del presidente venezolano, Nicolás Maduro. El fallo fue por "conspirar" para el envío de cocaína a EE.UU.

Ambos tendrán que pagar una multa de 50.000 dólares por delitos de narcotráfico y no tendrán derecho a fianza. La condena tendrán que cumplirla en el estado de La Florida, precisa Unión Radio.

El caso

En noviembre de 2015, Flores de Freitas y Campo Flores fueron detenidos en Haití en una operación encubierta de la DEA. El vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami, calificó ese proceso como un "secuestro" a los implicados.

Al año siguiente, un jurado en Nueva York declaró culpables a ambos de intentar introducir más de 800 kilos de cocaína a territorio norteamericano, vía Honduras. Este jueves, y a pesar de las numerosas apelaciones de la defensa, el juez Crotty emitió la sentencia que los condena a 18 años de cárcel.

Droga que no llegó

Los abogados de los implicados en el caso han alegado en su defensa que los jóvenes no tenían ninguna experiencia como narcotraficantes, por lo que consideraron que fue una trampa tendida por funcionarios de la Agencia de Administración para el Control de Drogas (DEA) para incitarlos a cometer el delito de narcotráfico.

Según refiere la CNN, el delito por el que se les imputa es por "conspirar" por un crimen que nunca se llevó a cabo. Es decir, a EE.UU. jamás ingresó cocaína proveniente de Venezuela en un avión coordinado por los sobrinos de la primera dama.

Las inconsistencias han sido desde el principio, cuando medios como el Diario de las Américas informaron la supuesta incautación de 800 kilos de cocaína en una avión de placa venezolana, detenido en Puerto Príncipe, que tenía como destino final Nueva York. Sin embargo, ante la ausencia de fotos y testimonios de un cargamento de tal envergadura, se aclaró que lo que intentaban era supuestamente "cerrar un trato" para traficar esa cantidad de droga, refiere una nota de Univisión publicada en ese entonces.

El testigo "clave" del caso es José Santos Peña, cuya credibilidad ha sido puesta en duda por la defensa porque se trata de narcotraficante del cartel de Sinaloa que trabajaba como informante de la DEA y recibió 1,5 millones de dólares para participar en la operación, precisa Panorama.

Inconsistencias

Para los abogados de los condenados, hubo inconsistencias en el expediente, violaciones al debido proceso y "mentiras" por parte de informantes como Santos Peña, quien seguía en el negocio del narcotráfico mientras trabajan para la DEA. Sin embargo, el juez no desestimó su testimonio.

La cantidad de droga que presuntamente pretendían pasar a EE.UU. tampoco ha sido informada de manera consistente. Aún este jueves, medios hacían oscilar el cargamento entre cinco y 800 kilos.

Aunque la Fiscalía pedía 30 años de cárcel para los imputados, el juez Crotty lo consideró excesivo porque ninguno de los dos tenía ni siquiera antecedentes penales: "Lo que me conmueve es que el señor Campo Flores y el señor Flores de Freitas quizás no fueron los narcotraficantes más astutos que jamás existieron", dijo citado por Reuters.