Todas las noticias

"Una noche de intenso alcoholismo": Así comenzó el tema de la presunta injerencia rusa en EE.UU.

En 2016 un asesor de la campaña electoral de Donald Trump mencionó en un bar londinense que Rusia contaría con unas informaciones comprometedoras contra Hillary Clinton, según The New York Times.

La polémica sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses del año pasado surgió "durante una noche del intenso consumo de alcohol" en un bar de Londres en 2016, según fuentes del diario The New York Times.

En aquel local llamado 'Kensington Wine Rooms', George Papadopoulos, asesor de la campaña electoral del entonces candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump, aseguró al Alto Comisionado de Australia en Reino Unido, Alexander Downer, que Rusia contaba con unas informaciones comprometedoras contra la candidata demócrata, Hillary Clinton, según las fuentes del diario. En cuanto al contenido exacto de esta conversación, The New York Times advierte que "no está claro cuánto le dijo" Papadopoulos al diplomático australiano.

Asimismo, las citadas fuentes precisan que el propio Papadopoulos se había enterado de la supuesta existencia de dichas informaciones en manos de Moscú tres semanas antes de aquel encuentro. Después de que se hicieran públicos los correos electrónicos de Clinton —unos dos meses después de la conversación entre Papadopoulos y Downer—, funcionarios australianos transmitieron las declaraciones del asesor a las autoridades estadounidenses.

Las autoridades de Rusia han rechazado reiteradamente que realizaran cualquier tipo de acciones conducentes a influir en los resultados de las presidenciales de EE.UU. o en las elecciones de cualquier otro país.