X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5n0c

El padre de un convicto por asesinato demuestra que su hijo no estuvo en el lugar del crimen

Publicado: 15 feb 2018 12:42 GMT | Última actualización: 15 feb 2018 13:04 GMT

El hombre analizó las pruebas de las cámaras de vigilancia que la Policía utilizó para inculpar a su hijo y encontró varias incongruencias.

El padre de un convicto por asesinato demuestra que su hijo no estuvo en el lugar del crimen
RT UK
Síguenos en Facebook

El padre de un joven condenado por asesinato en el Reino Unido analizó las imágenes de las cámaras de vigilancia que los jueces estudiaron para determinar la culpabilidad de su hijo y encontró discrepancias que arrojan dudas sobre la fiabilidad de las pruebas reunidas por la Policía.

Andrew Feather, de 27 años, fue condenado a un mínimo de 26 años de prisión en 2014 después de que lo declararan culpable de ser el conductor del coche en el que debían huir los asesinos de Barry Selby, un hombre de 50 años de la ciudad de Bradford.

Selby fue atacado por un grupo de enmascarados que irrumpieron en su habitación en plena noche, le dispararon en la rodilla y lo rociaron con ácido, lo que provocó lesiones que le causarían la muerte cuatro días después. La víctima tenía tres hijos. 

Andrew Feather Senior
En una parte de la grabación falta una sección de 14 minutos. Hay muchas discrepancias de tiempo, no faltan solo algunos minutos. ¿Dónde están esas horas que faltan en las cámaras de vigilancia? Andrew Feather Senior

Feather siempre ha insistido en que es inocente, argumentando que en el momento del asesinato él se encontraba conduciendo cerca de su propiedad en Holmewood, donde vivía entonces.

En 2016, Feather y los otros tres acusados, Lee Calvert, Robert Woodhead y Joseph Lowther, vieron rechazadas sus apelaciones a sus respectivas condenas. Feather ahora debe cumplir una sentencia de 20 años de prisión.

Las contradicciones de las cámaras de vigilancia

El caso de enjuiciamiento contra Feather se basó en gran medida en las pruebas que la Policía obtuvo de varias cámaras de seguridad instaladas en Bradford, y que las autoridades utilizaron para reconstruir la ruta que supuestamente siguió un automóvil parecido al Vauxhall Astra de color amarillo del joven condenado. 

"Las horas son todas incorrectas, ni siquiera concuerdan", ha afirmado a RT la madre de Feather, Michelle Feather. "Si no concuerdan, ¿cómo pueden decir que este es el auto de mi hijo? No pueden", se pregunta.

El camión del pollo

El padre, Andrew Feather Senior, pasó horas analizando las imágenes de las cámaras de seguridad. En un fragmento en el que se ve una tienda llamada The Gold Shop, el hombre notó un camión con la imagen de un pollo.

Localizó la empresa a la que pertenecía y obtuvo su tacógrafo, un dispositivo que mediante un GPS registra automáticamente la velocidad y la distancia que recorre el vehículo en el que está instalado.

Luego de comparar la hora que la Policía indicó en las pruebas con la hora que se muestra en el tacógrafo, el padre encontró discrepancias significativas en varias pruebas.

Aclara que las pruebas de la Policía que muestran la presunta ruta de su hijo contienen grandes vacíos de tiempo. "En una parte de la grabación falta una sección de 14 minutos. Hay muchas discrepancias de tiempo, no faltan solo algunos minutos. ¿Dónde están esas horas que faltan en las cámaras de vigilancia?", se pregunta.

Los Feather opinan que un automóvil con una marca o número de matrícula no identificable que aparece en las grabaciones no es el de su hijo, y plantean que un error judicial significa que el verdadero conductor del auto de los asesinos permanece en libertad.

El padre señala que no hay imágenes que muestren a su hijo saliendo de su propiedad. "[La Policía] dice: 'No sabemos cómo llegó de A a B, solo sabemos que estaba allí'", lamenta. Esta falta de pruebas indicaría que el culpable de asesinato ni siquiera estuvo en el lugar del crimen.

La fotografía de Andrew Feather. / Michelle Feather / Family handout

Ninguna huella de ADN en el coche 

La Policía tampoco encontró nunca restos del ADN de Selby o de las personas que fueron acusadas junto con Feather en el automóvil de este, y el año pasado la Policía de West Yorkshire vendió el vehículo, que era una prueba clave, sin ningún permiso, según su familia.

También persisten otras incongruencias. La Fiscalía, por ejemplo, afirmó que el automóvil de Feather fue visto fuera de la casa de Selby, pero eso fue desmentido en el juicio. Posteriormente la parte acusadora argumentó que Feather estacionó su coche más lejos de la casa, donde un Mitsubishi 4x4 anteriormente había dejado a los coacusados, y que Feather se los llevó en su auto. El Mitsubishi y su conductor nunca han sido encontrados.

La Fiscalía también afirmó que Feather era el conductor del vehículo en el que se desplazaron los organizadores de otro tiroteo ocurrido cuatro horas antes, y que era el proveedor de armas del grupo. Fue absuelto de ambos cargos.

"Nunca pensé que esto pudiera ocurrir en el sistema judicial británico"

Tras agotar todas las otras vías de apelación, la familia Feather se está preparando para llevar el caso de su hijo a la Comisión de Revisión de Casos Criminales del Reino Unido (CCRC), que investiga posibles fallos de los jueces.

La CCRC es el único organismo en el país que tiene el poder de enviar un caso a un tribunal de apelaciones si cree que existe una posibilidad real de que el tribunal revoque una condena.

"Debemos seguir adelante. Se trata de un hombre joven que básicamente ha perdido la vida", afirma el padre. "Nunca pensé que esto fuera posible en el sistema judicial británico, pero ha sido una revelación de lo que pueden hacer y lo que están dispuestos a hacer", admite.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies