X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5ne6

El solitario árbol que atestigua la huella del ser humano en la Tierra

Publicado: 21 feb 2018 01:05 GMT

Ese 'clavo de oro' determina el inicio del antropoceno y sus anillos podrían tener la respuesta a muchas preguntas sobre el efecto del hombre en nuestro planeta.

El solitario árbol que atestigua la huella del ser humano en la Tierra
Bosque de Picea sitchensis.
Síguenos en Facebook

Un árbol gigante plantado hace más de 100 años en la isla de Campbell (Nueva Zelanda) y conocido como el más remoto del planeta se ha convertido en una pieza clave para componer la historia de la humanidad, según Scientific Report.

Esa pícea de Sitka fue sembrada en 1901, desde entonces creció alrededor de un centímetro por año y sus anillos podrían tener la respuesta a muchas preguntas sobre la huella que deja el ser humano en la Tierra.

Los científicos han catalogado esta planta como el 'clavo de oro' del antropoceno, una muestra que permitirá incluir nuestra era en la escala cronoestatigráfica internacional.

¿Qué son los 'clavos de oro'?

Se utiliza el término de 'clavo de oro' en referencia a la época del ferrocarril, ya que al final de la construcción de las grandes líneas férreas que unieron la costa Este y Oeste de Estados Unidos se colocaba una pieza de ese material para simbolizar la culminación de esa obra de ingeniería.

En la actualidad, la Comisión Internacional de Geología otorga este reconocimiento a 64 lugares repartidos por todo el mundo que poseen condiciones especiales y permiten definir un límite geocronológico de manera precisa.

Huella del hombre

Resulta complejo determinar con exactitud el momento exacto en que el hombre comenzó a dejar una huella en la Tierra, así que los hallazgos significativos al respecto son un elemento primordial para los investigadores. En este sentido, el árbol de la isla Campbell resulta determinante porque es el más remoto del mundo: su semejante más cercano se ubica a 200 kilómetros, en las islas Auckland.

Los anillos de la pícea de Sitka conservan trazas de las pruebas nucleares que el hombre ha realizado en el planeta, pese a que estas se produjeron a amplia distancia. Esos restos aparecieron por primera vez en 1965, una fecha que marca el 'clavo de oro' del antropoceno: cuando la Tierra comenzó a cambiar a causa de las acciones del ser humano.

Últimas noticias