X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5o7j

La CIA espió durante 40 años a sindicatos y partidos de izquierda en España

Publicado: 5 mar 2018 12:05 GMT | Última actualización: 5 mar 2018 14:48 GMT

Los documentos parcialmente desclasificados abarcan desde 1945 a 1985, diez años después de la muerte del dictador Francisco Franco.

Síguenos en Facebook

Durante más de cuarenta años, que comprenden tanto la dictadura franquista como la posterior transición a la democracia, la Inteligencia de EE.UU. espió a sindicatos, partidos y organizaciones de izquierda en España, mostrando un especial interés por el primer Gobierno (1982) del socialista Felipe González.

Entre una serie de documentos desclasificados recientemente, aunque todavía parcialmente censurados, se encuentran seguimientos a reuniones de organizaciones de izquierdas clandestinas en pleno franquismo, como la celebrada por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), de ideología anarcosindicalista, en septiembre de 1947.

Estos seguimientos se mantuvieron durante décadas, tanto en dictadura como en democracia, como ha podido constatar Público. Desde 1945 hasta al menos 1985 se sucedieron los informes sobre sindicatos de izquierdas, como CC.OO., UGT, o CNT y sobre diferentes partidos políticos, como el Partido Comunista de España (PCE) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Sobre este último, se puso un especial foco tras su llegada al poder en 1982.

1982: el PSOE de González llega al Gobierno

En diciembre de 1982, la CIA elaboró un informe sobre todos los miembros del Gobierno recién formado por Felipe González. Al presidente lo clasificaban de "políticamente pragmático y no ideologizado" y al resto de su Gabinete lo catalogan atendiendo a su moderación o a sus posiciones más escoradas hacia la izquierda. Fernando Morán, ministro de Exteriores, era situado como "algo más izquierdista y doctrinario que el resto del Gabinete"; al vicepresidente, Alfonso Guerra, le atribuían un "estilo confrontativo" y una "retórica izquierdista".

Uno de los más valorados para la Inteligencia estadounidense era el entonces ministro de Defensa, Narcís Serra, que combinaba "el pragmatismo con una imagen radical" para "servir de puente entre las alas moderada e izquierdista del partido", o el ministro de Interior, José Barrionuevo, -posteriormente condenado por su vinculación con el terrorismo de Estado- del que valoraban que su "dura respuesta contra el terrorismo produjo cierto progreso". 

Etiquetas:

Últimas noticias