X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5rly

"Malentendido" nuclear: ¿Cuáles son los riesgos del programa de ataque global inmediato de EE.UU.?

Publicado: 20 abr 2018 00:13 GMT

El concepto de 'ataque global inmediato' presupone la capacidad de implementar una ofensiva masiva y no nuclear contra cualquier objetivo en el planeta en el lapso de una hora.

"Malentendido" nuclear: ¿Cuáles son los riesgos del programa de ataque global inmediato de EE.UU.?
Un misil Trident II D5 desarmado es lanzado desde el submarino USS Nebraska, frente a las costas de California (EE.UU.), el 26 de marzo de 2018.
U.S. Navy/Mass Communication Specialist 1st Class Ronald Gutridge/Handout
Síguenos en Facebook

El Centro de Investigación del Congreso de EE.UU. publicó recientemente un informe sobre posibles problemas relacionados con el concepto de 'ataque global inmediato' (PGS, por sus siglas en inglés), que supone la capacidad de realizar un ataque masivo no nuclear contra cualquier objetivo en el planeta en el lapso de una hora.  

Según el documento, una de las preocupaciones de los expertos es que si los misiles convencionales lanzados contra un supuesto enemigo vuelan en su trayectoria sobre Rusia o China, estos países pueden pensar que EE.UU. ha utilizado misiles nucleares contra ellos, y responder con un ataque nuclear.

"El potencial de malentendidos", advierte el informe, se ve agravado también por el corto vuelo de tales misiles, lo que "da a estos países poco tiempo para analizar la situación, evaluar la amenaza y responder". En estas circunstancias, "los críticos afirman que esas naciones pueden concluir que no tienen otra opción que responder con sus propias armas nucleares", se asevera allí.  

Reducir el riesgo 

Para reducir el riesgo de un malentendido entre Rusia y EE.UU., el documento enumera varias opciones, como notificar a Rusia antes del lanzamiento de misiles balísticos no nucleares; establecer una línea directa especial para la comunicación; o convencer a Moscú de que los misiles desplegados en las bases militares costeras de EE.UU. solo llevan ojivas convencionales, y no nucleares.

Columnas de humo registran el lanzamiento de misiles Tomahawk desde el crucero de misiles guiados USS Monterey, de la Marina de EE.UU., el 14 de abril de 2018. / U.S. Navy Lt. j.g Matthew Daniels/Handout / Reuters

Este último objetivo se podría conseguir a través de contactos entre militares de ambos países, consultas políticas de alto nivel y discusiones continuas, para mantener a Rusia informada sobre los planes de EE.UU. relativos a estos misiles, sugiere el informe.

"Sentencia de muerte"

El experto militar Alexéi Leónkov opina que las medidas propuestas en el informe son "un cuento más" de EE.UU., y un intento de ofrecer a Rusia reglas de juego deliberadamente perdedoras para ella.

"Si Rusia aceptara estas medidas, estaría firmando, por decirlo suavemente, una sentencia de muerte", asevera el analista, y detalla que solo "nos ofrecen atar nuestras propias defensas".

"Dicen que serán misiles supuestamente no nucleares. Pero si leemos cuidadosamente la doctrina nuclear, está escrito claramente que los misiles de crucero estarán equipados con ojivas nucleares de corto alcance", explica el experto, para añadir que "no podemos determinar a distancia si se trata de un misil con una ojiva nuclear o con una convencional".

"La creciente prioridad"

El concepto de ataque global inmediato comenzó a desarrollarse durante la presidencia de George W. Bush, a principios de la década de 2000.

En octubre de 2017, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Alexánder Yemeliánov, anunció que el Pentágono había "empezado a construir complejos" con los que EE.UU. podría realizar "un ataque global instantáneo", y estimó que "los planes de despliegue de armamento estadounidense amenazan el potencial de disuasión de Rusia".

El presupuesto solicitado por el Pentágono para 2019 prevé un incremento de fondos para desarrollar medios no nucleares de ataque global, que de los 201 millones de dólares aprobados para este año pasaría a  278 millones en 2019. Además, se planea aumentar significativamente los fondos para ese programa durante los próximos cinco años, hasta llevar a 1.900 millones de dólares la cantidad total asignada.

"Esto muestra la creciente prioridad que se le otorga al programa en el Pentágono y el consiguiente interés en el Congreso por hacer posible su despliegue", sostiene el informe.

"Hay un concepto, pero no hay medios técnicos para implementarlo"

No obstante, Víktor Murajovski, experto de la junta directiva de la Comisión Militar-Industrial de Rusia, ha señalado a RT que EE.UU. aún está muy lejos de conseguir su objetivo, ya que el concepto de ataque global inmediato supone el uso de medios que Washington aún no posee.

El USS Monterey, crucero de misiles guiados de la Marina de EE.UU., dispara un misil Tomahawk, el 14 de abril de 2018. / U.S. Navy/Lt. j.g Matthew Daniels/Handout / Reuters

"Hay un concepto, pero todavía no hay los medios técnicos para su implementación. Aún no hay misiles balísticos con una ojiva no nuclear para este programa", detalla el analista, quien recuerda que hubo también planes para usar misiles balísticos intercontinentales en equipos convencionales no nucleares, pero hasta ahora no se han implementado. 

Al día de hoy, EE.UU. puede garantizar un ataque en el lapso de una hora "en un espacio muy limitado", pero aún no tiene "un medio capaz de atacar en una hora desde la parte continental de EE.UU. hacia donde señale el presidente con el dedo".

Etiquetas:

Últimas noticias