X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5rms

Crimen de Diana Sacayán: Primer juicio por travesticidio en Argentina

Publicado: 20 abr 2018 09:00 GMT | Última actualización: 20 abr 2018 10:00 GMT

La Justicia argentina investiga el asesinato de esta militante trans de ese modo por primera vez en su historia.

Síguenos en Facebook

A Diana Sacayán la asesinaron en octubre de 2015 pero hoy, más de dos años y medio después, su lucha por los derechos humanos en general y de las personas travestis y trans en particular, sigue generando consecuencias: su crimen se juzga como travesticidio por primera vez en la historia de Argentina. Es algo así como el efecto mariposa de una militante que siempre supo que cambiaría las cosas.

Este viernes será la quinta audiencia del juicio oral y público que empezó a mitad de marzo. "Es un caso paradigmático, emblemático y pionero, con un impacto emotivo y político", explicó a RT la titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta.

El efecto mariposa de Diana Sacayán

El 13 de octubre de 2015 encontraron el cuerpo de Diana en su departamento del barrio porteño de Flores. Según la causa, se encontraba atada de manos y pies, amordazada y con signos de haber sido víctima de "un alto grado de violencia" por puñaladas de arma blanca. En total, tenía 27 lesiones.

En la causa que ya está en juicio —a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 4 de Buenos Aires— hay dos querellantes: la familia de Diana y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). El imputado es Gabriel Marino y la calificación es "homicidio triplemente agravado": por violencia de género, por odio a la identidad de género y por alevosía (Artículo 80 del Código Penal argentino). 

Tras un desdoblamiento de la causa, quedó abierta una segunda —en proceso de investigación— a cargo de la fiscal Cristina Caamaño para determinar la responsabilidad de otros dos sospechosos de ser coautores.

El travesticidio como una categoría política

Se habla del travesticidio como categoría política por la interpretación de los agravantes. "Hablamos del último eslabón de una cadena de violencias estructurales que tienen que ver con el estado de vulnerabilidad de las personas travestis y trans a partir de que deciden su identidad", explicó a RT Sasha Sacayán, hermano de Diana, querellante y coordinador del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL).

Según encuestas realizadas por INADI e INDEC, la esperanza de vida de las personas trans es entre 35 y 40 años. Las causas se enlazan con una serie de violencias sistemáticas: la expulsión de la casa a muy corta edad, la discriminación de las instituciones —y consecuente falta de acceso al derecho a la educación y la salud— y la ausencia de trabajo digno, entre otras.

Tal como figura en el Protocolo para la investigación y litigio de casos de muertes violentas de mujeres de la UFEM desde 2018, "estas condiciones estructurales de vulnerabilidad suelen operar como condicionantes del transcurso vital de esta población, lo que las coloca en un estatus social desventajoso (grupo de riesgo) que es leído por otros actores como condiciones de posibilidad (o escenarios de impunidad) para la aplicación de la violencia en diversos grados y manifestaciones".

Según Labozzetta, en este tipo de crímenes "hay algo moralizador y disciplinante, un intento de volver las cosas a su 'orden natural'", debido a que las personas trans "desafían el marco heteronormativo y se corren del lugar esperado desde lo estético y lo identitario". Sasha le pone sus propias palabras: "Tenemos una cultura que odia las disidencias, odia esos cuerpos que se salen de la norma".

El trabajo desde el asesinato de Diana hasta estos días fue arduo: las organizaciones sociales, los amigos y familiares de la víctima, los militantes por los derechos LGTB y la UFEM fueron aprendiendo codo a codo. "Nosotros lo que hacemos es darle las herramientas a la Justicia; nos costó un montón, fue una construcción", explicó Sasha Sacayán. También contó que, hasta el momento, muchos de los asesinatos de travestis y trans quedaban invisibilizados: o se anotaban como NN o con el nombre que figuraba en el documento y, directamente, se archivaban.

Militar como forma de ser

Todos coinciden en que no se hubiera llegado a la instancia actual sin la lucha de compañeros, compañeras y organizaciones: decenas de personas acompañan en la puerta todas las audiencias peleando por Justicia y acompañan cada uno de los pasos.

Pero la lucha de Diana empezó mucho antes. No solamente fue una de las impulsoras de la Ley de Identidad de Género y de las primeras en recibir el DNI con su identidad autopercibida de la mano de la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sino que también impulsó la ley de cupo laboral trans en la Provincia de Buenos Aires.

A lo largo de su vida, militó en fábricas recuperadas, no se cansó de decir que la prostitución no puede ser la única opción para las personas trans, señaló prostíbulos, enarboló su identidad originaria, denunció violencia policial y defendió a otras personas frente a todo tipo de injusticias.

Julia Muriel Dominzain

Etiquetas:

Últimas noticias