X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5sq8

Acusan al robot de seguridad de un aeropuerto de Nueva York de lanzar miradas "lascivas" a mujeres

Publicado: 5 may 2018 00:45 GMT | Última actualización: 5 may 2018 05:28 GMT

Los guardias electrónicos deben frustrar el trabajo de los estafadores de la terminal. Sin embargo, con su comportamiento extraño causan desconciernto entre empleados y pasajeros.

Acusan al robot de seguridad de un aeropuerto de Nueva York de lanzar miradas "lascivas" a mujeres
Imagen ilustrativa / Robot de seguridad K5.
Rob Lever / AFP
Síguenos en Facebook

Los operadores del aeropuerto neoyorquino de LaGuardia pagan miles de dólares por mes para alquilar un robot de seguridad que patrulla las instalaciones de la terminal. Sin embargo, este vigilante electrónico solo asusta y lanza miradas lascivas a las mujeres, mientras que a los ladrones solo les provoca risa, informa New York Post.

"Es molesto cuando esa cosa aparece de la nada cerca de ti", afirmó una mujer que se desempeña como guardia de seguridad del aeropuerto, y agregó que tuvo que defenderse del robot con un carrito de equipaje.

El aeropuerto desplegó hace tres meses los robots Knightscope K5 (que se parecen al mítico el R2-D2 de 'Star Wars') para que registraran todo con sus cuatro cámaras, micrófonos y sensores. La empresa LaGuardia Gateway Partners, que opera la terminal, no especificó cuánto está pagando por las máquinas, pero la empresa Knightscope aclara que por lo general cobra por su robots entre 6.500 y 8.300 dólares al mes.

Los guardias humanos del aeropuerto señalan que se supone que sus 'colegas' electrónicos deben frustrar el trabajo de los estafadores y los taxistas ilegales que se amontonan en el estacionamiento, pero en la vida real no cumplen con su misión. [Los taxistas ilegales] simplemente se ríen de eso. Caminan alrededor del robot y llevan a la gente a sus autos. Es una pérdida de dinero", afirmó un especialista en seguridad de alto nivel.

Pero el robot sí pasa su día husmeando entre trabajadores y viajeros. La mencionada guardia culpó a colegas masculinos de haber 'hackeado' la máquina para "observarla mejor". Asimismo, algunas pasajeras denunciaron que les molestaba cuando la máquina "se les acercaba y les lanzaba miradas lascivas", según reporta el medio

"Se me acercó y al principio pensé: '¿Qué diablos es eso?'", comentó Kris Cabagnot, de 31 años, después de que el robot se parara por un minuto a unos 25 centímetros de su rodilla. Extrañamente, cuando la gente se acerca al K5, según los empleados del aeropuerto el robot reacciona así: "Estás en mi espacio personal".

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies