X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5u9z

FOTOS: Arqueólogos daneses descubren la salvajada oculta tras una batalla contra los romanos

Publicado: 22 may 2018 19:31 GMT | Última actualización: 22 may 2018 21:47 GMT

Una fosa común del siglo I ofrece pruebas sobre el destino de corrieron los restos de unos guerreros bárbaros que combatieron contra el Imperio romano.

FOTOS: Arqueólogos daneses descubren la salvajada oculta tras una batalla contra los romanos
Robert Paterson MD / CRB / Reuters
Síguenos en Facebook

Los rituales violentos que realizaban los bárbaros tras librar enfrentamientos se convirtieron en leyenda, pero hasta nuestros días casi no llegaron relatos escritos de sus guerras y los restos humanos que los arqueólogos encuentran en los campos de batalla rara vez están bien conservados.

Sin embargo, entre 2009 y 2014 un equipo de arqueólogos de la Universidad de Aarhus y el Museo Moesgaard (Dinamarca) excavó, limpió y estudió 2.095 huesos y fragmentos que se encontraban en los humedales de Alken Enge —en el valle del río Illerup— y han publicado sus hallazgos en la revista científica PNAS.

P.J. / PNAS

Ese entierro masivo data del siglo I, cuando el Imperio romano se extendía por el norte de Europa y se encontró con una resistencia encarnizada de los pueblos germánicos.

La datación por radiocarbono determinó que todos los restos y sus armas correspondían a un solo evento. Muchos tenían señales de haber sufrido traumas graves que no se curaron e indicaría que sufrieron esas heridas poco antes de morir.

Museum Skanderborg

El análisis de los especialistas determinó que los caídos fueron devorados por perros, zorros y lobos pero después alguien regresó, desmembró los cadáveres y tiró sus restos al fondo de un lago, donde reposaban. 

Los huesos pertenecían a un mínimo de 82 hombres entre los 20 y los 40 años, aunque los expertos estiman que fallecieron alrededor de 380 guerreros. 

En el lugar también había siete puntas de lanza, un hacha y fragmentos de espadas y escudos. Todas las armas estaban dañadas y no quedaban otros objetos personales, que se habrían llevado los vencedores. 

"Alken Enge ofrece pruebas inequívocas de que las personas del norte de Alemania tenían formas sistemáticas y deliberadas de limpiar los campos de batalla", escribe este equipo científico.

Además, "las prácticas de desmembramiento corporal, modificación, composición y ensamblaje de huesos sugieren una dimensión ritual en el tratamiento de restos de cuerpos humanos", concluyeron estos historiadores.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies