X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5ukz

FOTO: Se duerme mientras lo condenan a 50 años de prisión por asesinar a un niño y atacar a otro

Publicado: 25 may 2018 13:03 GMT

Tras despertar, el homicida intentó persuadir al juez e insistió en su inocencia.

FOTO: Se duerme mientras lo condenan a 50 años de prisión por asesinar a un niño y atacar a otro
Daniel St. Hubert (centro), el 5 de junio de 2014, Nueva York, EE.UU.
John Minchillo / AP
Síguenos en Facebook

Daniel St. Hubert, un vagabundo condenado por asesinar a sangre fría a un niño de 6 años y dejar al borde de la muerte a otra menor de 7, se quedó dormido mientras escuchaba su sentencia a 50 años de prisión este martes en la Corte Suprema del estado de Nueva York (EE.UU.), informa New York Daily News.

El ataque ocurrió en el 2014, cuando los menores, que eran primos, regresaban de jugar en la calle y entraron a un pequeño ascensor del edificio en el barrio neoyorquino de Brooklyn, donde vivía P. J. Avitto, la víctima fatal. En ese momento, Hubert se abalanzó sobre los pequeños con un cuchillo de carnicero de 23 centímetros en sus manos y le profirió 11 puñaladas al niño y otras 16 a Mikayla Capers, la otra menor atacada.

La niña malherida logró arrastrarse fuera del elevador y pedir ayuda. Posteriormente, los menores fueron trasladados a un hospital, donde Mikayla sufrió un colapso pulmonar y agonizó durante nueve días antes de ser dada de alta, mientras que P. J. no pudo recuperarse y falleció.

Los investigadores del caso encontraron el arma blanca que el atacante arrojó a una zona de vegetación mientras huía del lugar del crimen. Luego, el ADN de Hubert, encontrado en la empuñadura del cuchillo, permitió determinar la identidad del criminal.

El condenado "cometió un crimen abominable" al acuchillar a "dos niños pequeños e indefensos sin ninguna razón", expresó el fiscal Eric González durante la sesión en la que fue anunciado el veredicto. A su vez, los familiares de las víctimas profirieron insultos contra Hubert, mientras el hombre cerraba los ojos y dormía.

"He estado diciendo desde el principio que soy inocente", balbuceó el sentenciado tras despertar. Luego, dirigiéndose al juez, agregó: "¿Puede mirarme en los ojos, su señoría, y ver que soy un buen muchacho?". Sin embargo, el magistrado no pareció conmovido por las palabras de Hubert.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies