Actualidad

¿Por qué las elecciones locales de Andalucía son una cuestión nacional en España?

Publicado:
Este domingo 2 de diciembre se celebran comicios en la región más poblada del país.
¿Por qué las elecciones locales de Andalucía son una cuestión nacional en España?

Las elecciones andaluzas que se celebran este 2 de diciembre son un asunto de 'vida o muerte' en la política española. Todos los partidos se la juegan en este enclave territorial, la región más poblada del país y la que puede decidir lo que sucederá después en el resto de citas con las urnas con las que se van a enfrentar los ciudadanos: las municipales de 2019 y las generales que podrían tener lugar el mismo año. Además, son consideradas como la mejor encuesta para éstas últimas.

En clave nacional

Esta convocatoria electoral es la primera a la que se enfrenta el PSOE de Pedro Sánchez tras la moción de censura que le llevó a la Presidencia el pasado mes de junio. Así, los socialistas podrán comprobar cómo de profundo es el desgaste del Gobierno en apenas medio año.

Con los Presupuestos Generales atascados en el Parlamento, si finalmente Sánchez no consigue llegar a acuerdos con otras formaciones, un varapalo en Andalucía podría ser el espaldarazo definitivo para que no se agote la legislatura y haya un posible adelanto electoral a nivel nacional.

Se trata de una prueba de fuego también para la fórmula de Adelante Andalucía, la coalición de Podemos con Izquierda Unida, un modelo que no agrada a Pablo Iglesias, líder nacional del primero. Su éxito puede suponer un aumento de la fuerza de su candidata, Teresa Rodríguez, en la organización a nivel interno y su fracaso un apuntalamiento de Iglesias.

Además será un termómetro para valorar el 'efecto Casado' como nuevo líder del Partido Popular (PP) y tomar nota para otras convocatorias que están por llegar sobre cómo se desarrolla la disgregación del voto de la derecha.

La campaña: toda la carne en el asador

Las últimas semanas se ha podido ver al presidente español, Pedro Sánchez, y al líder de la oposición, Pablo Casado, en campaña electoral, a pesar de que el primero insiste en su intención de agotar la legislatura. Y es que el adelanto de las elecciones andaluzas ha marcado el pistoletazo de salida para la campaña no oficial a los comicios generales, que según se prevé podrían celebrarse el año que viene.

Andalucía es un territorio clave en la política española. Sus más de seis millones y medio de ciudadanos llamados a ejercer su derecho al voto son un codiciado botín para cualquier formación política.

Es por ello que, salvo en el caso de la candidata de Podemos, en los otros tres partidos son los líderes nacionales respectivos los que están obteniendo una mayor repercusión mediática, incluso eclipsando a sus aspirantes locales, como en el caso de PP y Ciudadanos (C's).

¿Qué está en juego en esta votación?

Esta Comunidad Autónoma es uno de los feudos tradicionales del partido socialista, no en vano lleva gobernando allí ininterrumpidamente desde 1978. Y siempre se ha considerado que la pérdida de influencia en esta región alejaba al PSOE de La Moncloa.

Por otro lado, los votos que solían perder los socialistas tradicionalmente iban a parar a los populares, pero la irrupción de nuevas fuerzas políticas en el panorama nacional, hace que las antiguas cuentas no sirvan en esta ocasión, por lo que un descenso de los apoyos socialistas podría beneficiar a cualquiera de los otros partidos que compiten.

Precisamente, lo que se puede comprobar es el nivel de arraigo que las nuevas formaciones están adquiriendo en los diferentes territorios. Podemos ya tiene, desde el pasado prebiscito, representación en el Parlamento de esta autonomía, con 15 diputados. Ciudadanos también cuenta con 9, y además puede comprobar con qué parte del electorado tradicionalmente del PP puede hacerse.

El reparto del voto a lo largo y ancho del territorio también es importante, puesto que hay formaciones que son más fuertes en las capitales y otras que tienen mayor presencia en el mundo rural. Pero el resultado en las ciudades es más importante, puesto que son un mejor escaparate para probar la competencia en la gestión y ganar visibilidad. Y las próximas elecciones municipales están a la vuelta de la esquina, puesto que se celebrarán en 2019, con lo que éste puede ser un buen barómetro.

¿Qué dicen las encuestas?

En estas elecciones son cuatro los partidos que con toda seguridad obtendrán representación parlamentaria en la Cámara regional: Partido Socialista Obrero Español de Andalucía (PSOE-A), Partido Popular (PP), Adelante Andalucía (coalición de Podemos e Izquierda Unida) y Ciudadanos (C's).

Las encuestas conocidas hasta la fecha dan una victoria holgada al partido socialista liderado por Susana Díaz, pero no lo suficiente como para gobernar en minoría. De modo que se encontraría en un escenario similar al de las últimas elecciones, cuando Díaz fue investida presidenta gracias al apoyo de los 9 diputados de Ciudadanos.

El Partido Popular, por su parte, ha ido perdiendo votos en las últimas citas. Ahora se trata de saber cuántos se dejará por el camino esta vez, pues si son demasiados Ciudadanos podría dar el 'sorpasso' y adelantarle, colocándose como segunda fuerza política.

A la coalición Adelante Andalucía los sondeos le dan unos resultados muy similares a los obtenidos en la pasada legislatura por las dos formaciones que la integran, aunque podría resultar que debido a la ley electoral disminuyesen sus escaños.

Por su parte, Ciudadanos solo espera mejorar sus resultados y volver a ser clave a la hora de formar Gobierno.

¿Quienes son los candidatos?

  • Susana Díaz

Susana Díaz, conocida coloquialmente como 'La Sultana', es la propuesta del PSOE. Es quien afronta esta jornada en mejor situación, tanto por encabezar las encuestas como por estar actualmente presidiendo la Junta de Andalucía, el Gobierno regional.

Es una persona "de partido". Ingresó en la formación a los 17 años y lleva desde los 25 ostentando cargos representativos: concejala del Ayuntamiento de Sevilla, diputada nacional, diputada regional, senadora y consejera en el Gobierno andaluz. En 2013 se convirtió en la primera mujer presidenta de su región tras la dimisión de José Antonio Griñán, el socialista que era presidente a la sazón.

Está considerada como la oposición al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dentro de su propio partido, no en vano se enfrentó a él en las primarias para ser secretaria general (cargo que lleva implícita la candidatura para la Presidencia del Gobierno nacional) y perdió pese a contar con el apoyo de todos los dirigentes históricos del partido, entre los que se encontraban los dos expresidentes socialistas: Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

  • Juan Manuel Moreno

Más conocido como Juanma Moreno, es el candidato del PP. Son las segundas elecciones autonómicas a las que se presenta. Si bien en las primeras era prácticamente un completo desconocido para el electorado, en esta ocasión su nombre comienza a ser más popular.

A pesar de ello, el líder nacional de la formación, Pablo Casado, está siendo su sombra durante toda la campaña, aunque una debacle de Moreno apenas haría mella a Casado, puesto que lleva poco tiempo dirigiendo a los populares y la candidatura en este territorio estaba decidida antes de su llegada.

Afiliado al partido desde los 19 años, Moreno también empezó a ostentar cargos representativos a partir de los 25: concejal en el Ayuntamiento de Málaga, diputado regional, diputado nacional y secretario de Estado con el Gobierno de Rajoy.

En esta campaña ha tenido varios momentos estelares, como cuando se refirió a las mujeres identificándolas como "madres", cuando preguntó a una vaca si iba a votar al PP o cuando afirmó poseer la fuerza del Jedi.

  • Teresa Rodríguez

Teresa Rodríguez es la cabeza de cartel de Adelante Andalucía, la coalición de Podemos e Izquierda Unida. Pertenece a la corriente anticapitalista de Podemos, que ha mantenido diversas divergencias con la dirección nacional, sobre todo en cuanto a organización interna.

La política afronta esta campaña embarazada de su primer hijo, justo igual que hizo Susana Díaz en las anteriores elecciones. A pesar de iniciar también muy joven su militancia política, no es hasta 2014 cuando es electa eurodiputada, cargo al que renuncia en 2015 tras ser elegida por su partido postulante a la Junta de Andalucía, donde es, desde entonces, diputada regional.

  • Juan Marín

Juan Marín es el candidato de Ciudadanos. Es quizá el más desconocido de los cuatro, por lo que la presencia de Albert Rivera, líder nacional del partido, ha sido constante en esta campaña.

También lo ha sido la compañía de Inés Arrimadas, la otra cara visible de la formación, que encabezó la lista más votada en los comicios a la Generalitat de Cataluña y es andaluza de nacimiento.

Su posición en estos comicios es algo discutida. Por un lado, puede beneficiarse del auge de Ciudadanos a nivel nacional, pero por otro lado no está muy claro su papel, pues se presenta como el regenerador de la política andaluza a pesar de que fue clave para investir a Susana Díaz en 2015. Precisamente fue la retirada de ese apoyo la que desencadenó la convocatoria de estas elecciones adelantadas.

De hecho, esa es una de las principales críticas que recibe C's, que quiere abanderar el cambio y luchar contra la corrupción, pero en Andalucía ha apoyado al PSOE, que lleva graves casos de corrupción a sus espaldas, y en Madrid al PP de Rajoy y de la Gürtel. Su pasado pactista ahora le puede pesar.

Nuria López

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT