X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6e5m

El primer astronauta de la NASA que se negó a afeitarse la barba ahora busca la Atlántida

Publicado: 7 dic 2018 14:31 GMT | Última actualización: 7 dic 2018 14:52 GMT

"¿No os parece que el primer oceanógrafo del mundo en viajar al espacio debería buscar la ciudad perdida de Atlántida?", se pregunta Paul Scully-Power.

El primer astronauta de la NASA que se negó a afeitarse la barba ahora busca la Atlántida
Transbordador espacial Orbiter Challenger en el espacio fotografiado por un satélite de la NASA, imagen divulgada por la agencia en junio de 1983.
Reuters
Síguenos en Facebook

En una entrevista para el portal Cnet, el astronauta Paul Scully-Power, pionero en su país (Australia), primer oceanógrafo en viajar al espacio y también primer hombre en hacer una travesía sideral con barba, ha relatado detalles curiosos sobre sus pasadas aventuras y sus planes para el futuro.

El primer dato llamativo es que nunca quiso ser astronauta. El 5 de octubre de 1984 Scully-Power despegó del Centro Espacial Kennedy en Florida dentro del transbordador espacial Challenger de la NASA. Y, según reveló al periodista de Cnet Jackson Ryan, durante la operación de salida estaba… dormitando.

"Uno tenía que estar relajado", asegura el astronauta esbozando una sonrisa. Antes del viaje se planteó otro gran problema: la barba del profesional de la NASA.

"La NASA me dijo que me afeitara", recuerda. La barba era un problema de seguridad, argumentaron en la agencia, porque dificultaba el sello hermético del casco. La agencia estadounidense le lanzó una serie de "pruebas imposibles", pero Scully-Power, especialista en carga útil y buceador profesional, demostró que para él no era problema hacer el sello hermético. Entonces la NASA cedió y se le autorizó que volara con su vellosidad intacta.

Durante su viaje de ocho días, la tarea del astronauta era inspeccionar los océanos. Descubrió que los remolinos, potentes corrientes de agua oceánica espirales, son omnipresentes.

En busca de la civilización perdida 

Ahora, la ambición de Scully-Power es encontrar la Atlántida, de lo que también había hablado en una entrevista anterior.

La mayoría de los científicos e historiadores consideran que la existencia de la Atlántida, la antigua isla descrita por Platón que supuestamente se 'tragó' el mar, es poco probable. Sin embargo, Scully-Power cree que ahora las tecnologías son lo suficientemente avanzadas como para encontrarla.

Sugiere que los avances en el rastreo con nanosatélites, drones submarinos y "un poco de trabajo académico inteligente" es lo que se requiere para resolver el misterio. "¿No os parece que el primer oceanógrafo del mundo en viajar al espacio debería buscar la ciudad perdida de la Atlántida?", se preguntó el astronauta australiano.

 Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies