Actualidad

Todo está listo para el primer trasplante de piel de cerdo a un humano

Publicado:
El primer ensayo tendrá lugar en enero en Estados Unidos. En él se comprobará la seguridad de este tipo de trasplante en pacientes con quemaduras graves.
Todo está listo para el primer trasplante de piel de cerdo a un humano

En la actualidad, para realizar un trasplante de piel humana a un paciente, los médicos necesitan una donación de otra persona. Esta puede provenir de un difunto que donó sus órganos o de una persona que tiene exceso de piel tras una drástica pérdida de peso.

Sin embargo, en un futuro próximo esta situación podría cambiar. La semana pasada, una empresa de biotecnología recibió la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para realizar el primer trasplante de piel de cerdo a humanos de la historia. 

Se trata de un proyecto de la compañía estadounidense XenoTherapeutics, que ha criado cerdos genéticamente modificados que permitan trasplantar su piel a pacientes con enfermedades del órgano más grande de nuestro cuerpo.

El problema hasta ahora es que la piel de los cerdos normales produce unos azúcares que no son generados por la piel humana, por lo que el organismo de los animales fue modificado para que dejarla de hacerlo.

La organización sin fines de lucro XenoTherapeutics, con sede en Boston, ha estado trabajando en estrecha colaboración con médicos del hospital general de Massachusetts, que ayudarán a realizar los primeros ensayos clínicos a partir de próximo mes de enero. Al principio, tan solo se comprobará la seguridad y la tolerabilidad de los injertos de piel en seis pacientes con quemaduras graves.

Si los resultados son positivos después de un mes, los injertos deberán someterse a dos etapas de prueba más antes de que puedan ser aprobados para su uso clínico generalizado.

Los científicos esperan que los injertos de piel de cerdo 'esquiven el radar' del sistema inmunológico de los transplantados, al menos, temporalmente. Asimismo, creen que podrían utilizarse en un primer momento para el tratamiento inmediato de quemaduras y luego ser sustituidos por injertos de piel humana.

Ambas pieles son tan parecidas como la Coca Cola y la Pepsi, según afirmó el director ejecutivo de XenoTherapeutics, Paul Holzer, a STAT, agregando que "resultaría muy difícil diferenciar cuál es el aloinjerto de un cadáver humano comparado con el injerto [de piel de cerdo]".

RT