X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6fte

Millonario paga 50.000 dólares a los judíos que se muden a Alabama (pero no logra retenerlos)

Publicado: 28 dic 2018 07:52 GMT | Última actualización: 28 dic 2018 09:02 GMT

Ante el temor de que la única sinagoga de su ciudad natal se cerrara, el milonario creó un fondo de un millón de dólares para atraer a familias judías a una localidad de 65.000 habitantes.

Millonario paga 50.000 dólares a los judíos que se muden a Alabama (pero no logra retenerlos)
Andrew Kelly / Reuters
Síguenos en Facebook

Alabama podría no ser la tierra prometida, pero hace 10 años un millonario local, Larry Blumberg, decidió atraer nuevas familias judías a este tranquilo estado sureño de los EE.UU.

Las comunidades judías se han encogido en todo el inmenso país norteamericano ante la expansión de los matrimonios mixtos –entre personas de distintas religiones– y el creciente secularismo estadounidense. El fenómeno es más pronunciado en el sur, una región que alberga al 37 % de la población nacional, pero solo al 23 % de todos los judíos del país, según datos del Centro de Investigación Pew.

Muchas sinagogas de ciudades pequeñas ya no cuentan con los suficientes miembros para mantenerse y tienen que ser cerradas. Blumberg no quería que el único templo judío en su ciudad natal, Dothan, tuviera el mismo destino. Por ello, donó un millón de dólares para financiar un programa que ofrecía 50.000 dólares a cada familia judía dispuesta a mudarse a esta localidad, de apenas 65.000 habitantes. 

El empresario no solo pretendía mantener en Alabama una población judía visible, sino también evitar el antisemitismo en un estado donde el 86 % de los residentes se identifican como cristianos y la mayoría del resto no son religiosos. Solo el 1 % se identifica con cualquier religión no cristiana.

El plan funcionó. Al principio.

La historia de los Priddle

Cuando Lisa y Kenny Priddle escucharon por primera vez sobre Dothan, Alabama, parecía demasiado bueno para ser verdad. La pareja vivía en la pequeña ciudad de Schenectady (Nueva York). Ambos se convirtieron al judaísmo de adultos y eran miembros activos de la comunidad judía local, de aproximadamente 500 familias.

Se mudaron a Dothan  en respuesta al programa propuesto por Blumberg en 2011, según cuenta su historia The Washington Post. Se sintieron atraídos por esa visión de enseñar tolerancia mediante su propio ejemplo diario, en aquella cálida vecindad del sur de EE.UU.

Lisa, enfermera registrada, rápidamente encontró trabajo en un hospital local. Pero Kenny, quien había sido el gerente de instalaciones en la sinagoga de su estado de Nueva York, tuvo que luchar por encontrar un empleo, hasta que consiguió un trabajo como asistente domiciliario para ancianos.

Los esposos comenzaron a ayudar activamente a la comunidad judía. Siete años después, Liza, de 57 años, y Kenny, de 63, están profundamente comprometidos con el Templo Emanu-El, una comunidad de menos de 100 miembros donde hacen un poco de todo: desde el mantenimiento del edificio hasta la gestión de un equipo de boliche.

Sin embargo, en diciembre de 2018 decidieron regresar a su hogar en Schenectady. Comenzaron por sentirse desgastados ante las demandas de la pequeña sinagoga, de tan solo 56 familias, y a soñar con regresar a la vibrante congregación –10 veces más grande– que dejaron en Nueva York.

"Sabrás en nombre de quién"

Además, la pareja vivió varios episodios de antisemitismo, según señala el medio. La mayoría de los amigos judíos de los Priddle afirman nunca haberse sentido discriminados en Dothan. No obstante, Lisa y Kenny tienen una experiencia diferente. Un día, un residente local le dijo a Kenny que los judíos estaban comiendo hamburguesas con sangre de bebés. En otra ocasión, su empleadora lo despidió al enterarse de su religión.

Lisa, a su vez, tuvo que hacer frente a la incomprensión en su lugar de trabajo, donde la mayoría de sus colegas eran cristianos. En una cena, una de las enfermeras se levantó y dijo que quería decir una oración. "Sabrás en nombre de quién", apuntó la mujer, haciendo una obvia alusión. Lisa se sintió ofendida: en el trabajo siempre destacaba que era judía y no reconocía la naturaleza divina de Jesucristo.

Kenny y Lisa Priddle no son los primeros judíos que se mudaron a Dothan bajo el programa de Blumberg y después de un tiempo han regresado a sus lugares de origen. En los 10 años transcurridos, 11 familias judías se trasladaron a la ciudad natal del millonario. Siete de ellas ya se han ido. The Washington Post no especifica las razones de su partida, pero sí añade que otras siete nuevas familias deberían llegar a Dothan en 2020.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies