Actualidad

Un niño de 11 años salva a un adulto de morir ahogado al fondo de una piscina

Publicado:
"Es bastante sorprendente que el chico haya podido responder y salvar al hombre", comentó Aaron Machtemes, un oficial del Departamento de Policía.
Un niño de 11 años salva a un adulto de morir ahogado al fondo de una piscina

Advaik Nandikotkur, un niño de 11 años, rescató del fondo de una piscina a un hombre de 34 años que estaba a punto de morir ahogado. El heroico hecho tuvo lugar en la noche del pasado 30 de diciembre en la alberca de un conjunto residencial en la ciudad de Eagan (Minnesota, EE.UU.). Allí se encontraba de visita Srinivasa Yalavarthi, acompañado de un grupo de amigos y parientes, algunos de ellos conocidos de Advaik y su familia.

Yalavarthi, quien no sabía nadar, entró en el agua desde el extremo menos profundo, pero fue adentrándose hasta el fondo — de más de dos metros de profundidad— y no pudo salir. El padre de Advaik notó su ausencia y, al ver que yacía inconsciente dentro de la piscina, intentó rescatarlo usando un flotador, ya que ni él ni ninguno de los presentes sabían nadar. Sin embargo, sus esfuerzos resultaron inútiles.

Fue entonces cuando la madre de Advaik, sabiendo que su hijo era el único nadador ahí, le pidió que se zambullera e intentara tomar al hombre del brazo. El pequeño, sin dudar, nadó hasta el fondo y logró llevar al sujeto —unos 45 kilogramos más pesado que él— hasta uno de los bordes de la piscina.

Una vez fuera del agua, uno tío del joven salvavidas le practicó a la víctima reanimación cardiopulmonar, pese a su falta de entrenamiento, y logró que volviera a respirar y recobrara el conocimiento, según reportaron medios locales.

"Sorprendente"

Las autoridades habían sido poco antes alertadas del accidente. Cuando varios uniformados llegaron a la escena, Yalavarthi se encontraba parcialmente consciente. Fue trasladado a un hospital y dado de alta unas horas después.

"Es bastante sorprendente que el chico haya podido responder y salvar al hombre (…) Estaba inconsciente y no respiraba. A todos los efectos, estaba muerto", comentó Aaron Machtemes, un oficial del Departamento de Policía. El niño y su tío serán recomendados para el Premio de Salvamento que entrega esa oficina, señaló el policía.

Advaik, de origen indio, emigró con sus padres a los Estados Unidos en 2015. Fue en su nuevo hogar donde aprendió a nadar por recomendación de su familia, aunque en la India no es una práctica muy habitual. Su padre afirmó que tras el accidente ha decidido tomar también clases de natación.

RT