X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6gnu

Detener un coche "raro" o con pasajeros "sucios": La autoridad de la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

Publicado: 9 ene 2019 20:51 GMT | Última actualización: 10 ene 2019 00:12 GMT

Más de 1.000 páginas publicadas bajo la Ley de Libertad de Información revelan el gran alcance de la autoridad de los agentes fronterizos estadounidenses.

Síguenos en Facebook

Tras una batalla legal de cuatro años, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles ha obligado a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de su país a publicar más de 1.000 páginas de documentos de capacitación para sus agentes que ponen de relieve el gran alcance de la autoridad que posee la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

Entre esos textos, difundidos en virtud de la Ley de Libertad de Información de Estados Unidos, destaca el Manual de Cumplimiento de la Ley, que data de 2012 y sirve para asesorar al personal fronterizo sobre su autoridad legal.

Motivos de sospecha

Esos materiales, compartidos de forma exclusiva con The Intercept, detallan una amplia lista de posibles justificaciones para que un agente detenga un vehículo dentro de las 100 millas (160 kilómetros) de la frontera de EE.UU.  

Varios de sus 21 aspectos indican que el patrullero puede evaluar si el vehículo o su carga le resultan "inusuales de alguna manera" o si los pasajeros "parecen sucios", así como si "evitan mirar" al oficial o "prestan una atención indebida a la presencia del agente".

Además, esos oficiales también están autorizados a estimar si el conductor redujo la velocidad después de verles y hasta si el coche sospechoso "se encuentra cerca de la frontera", entre otras situaciones.

Más allá de la frontera

De esos documentos se desprende que la frontera de EE.UU. puede extenderse más allá incluso de esas 100 millas —en las que se encuentran nueve de las 10 ciudades más grandes de ese país y dos tercios de su población—, hasta cualquier urbe con un aeropuerto internacional en donde los patrulleros estimen que se ha producido un cruce fronterizo reciente.

Estos agentes tienen aún más poder en las 25 millas (40 kilómetros) más allá de la frontera de EE.UU., donde pueden patrullar tierras privadas e interrogar a cualquier persona que encuentren.

Por otro lado, los agentes pueden verificar identidades de personas en autobuses o trenes que se encuentren dentro de la zona fronteriza si la Patrulla obtiene el permiso correspondiente de la empresa que ofrece esos servicios, como ya ha hecho la compañía Greyhound. De hecho, el manual apunta que los oficiales no están obligados a informar a los viajeros de que tienen derecho a negarse a mostrar una identificación.

Finalmente, estos documentos también revelan que la Patrulla Fronteriza de EE.UU. estima que puede exigir asistencia de cualquier civil y, si se niega, acusarlo de un delito menor o multarlo con hasta 1.000 dólares.    

Por su parte, el coordinador del programa fronterizo del Comité de Amigos Americanos en San Diego, Benjamín Prado, compartió con RT su preocupación por las acciones violentas de los agentes fronterizos que, según afirma, torturan e incluso matan a los ciudadanos que están bajo su custodia.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies