X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6grf

VIDEO: Pequeña ave de las Galápagos tiene una mordida 320 veces más fuerte que el T. Rex

Publicado: 11 ene 2019 00:12 GMT | Última actualización: 11 ene 2019 00:15 GMT

Los investigadores concluyeron que "el proclamado 'Rey de los dinosaurios' no sería rival para un pinzón en una pelea, si fuesen del mismo tamaño".

VIDEO: Pequeña ave de las Galápagos tiene una mordida 320 veces más fuerte que el T. Rex
Captura de pantalla
Youtube / @UniofReading
Síguenos en Facebook

Científicos de la Universidad de Reading y la Universidad de Lincoln, en el Reino Unido, han establecido que el Tyrannosaurus rex, pese a sus fuertes mandíbulas y temible apariencia, tenía una mordida mucho menos impresionante –en relación con el tamaño de su cuerpo– que la de una pequeña ave de las islas Galápagos. El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences.

Según recoge el portal Phys.org, los investigadores calcularon que la fuerza de mordedura del T. Rex (57.000 newtons) fue muy regular para su masa corporal de 8 toneladas y su estatura de 12 metros. Mientras que, sorprendentemente, por otra parte encontraron que un pinzón terrestre de las islas Galápagos tiene la mordida más poderosa en relación con el tamaño de su cuerpo, de entre todos los animales estudiados.

Así, el diminuto pájaro de 33 gramos de peso y 12 centímetros de tamaño tiene una fuerza de mordida de 70 newton. De tal manera, y en términos de relación con respecto al tamaño de sus cuerpos, la mordida del ave es 320 veces más fuerte que la del Tyrannosaurus rex.

"El proclamado 'Rey de los dinosaurios' no sería rival para un pinzón en una pelea, si fuesen del mismo tamaño", afirmaron los autores del estudio.

"La imagen del T. Rex con terribles mandíbulas lo ha ayudado a convertirse en el dinosaurio más icónico, pero nuestra investigación muestra que su mordedura fue relativamente poco destacable", comentó el investigador principal, Manabu Sakamoto. "No fue su fuerza de mordida lo que le dio al T. Rex su ventaja evolutiva, como se suponía anteriormente", destacó.

La investigación sugiere asimismo que los humanos tienen una mordida muy débil, probablemente debido a la inteligencia. En concreto, la evolución de cerebros más grandes ocupó en nuestras cabezas el espacio donde podrían haber estado los músculos críticos para una mordida fuerte.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies