Actualidad

¿Cómo afecta el matrimonio a la salud de los cónyuges?

Publicado:
Algunos estudios recientes revelan que la relación entre los integrantes de una pareja y su bienestar físico y psíquico es más complicada de lo que parece.
¿Cómo afecta el matrimonio a la salud de los cónyuges?

Numerosos estudios indican que el matrimonio provoca efectos físicos y mentales positivos en la salud de sus integrantes y, en particular, las personas casadas suelen vivir más que las solteras y tienen menos riesgo de desarrollar demencia.

No obstante, varias investigaciones recientes han puesto de manifiesto que esas uniones pueden resultar negativas, recoge el portal ruso Republic.

Efectos positivos

Uno de los beneficios que aporta es que los cónyuges poseen menos riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, según los autores de una revisión publicada el año pasado en la revista Heart. Así, un nuevo análisis de 34 estudios que involucraron a dos millones de personas de todo el mundo reveló que que solteros, divorciados o viudos tienen más probabilidad de padecer ese tipo de dolencias y su mortalidad es mayor que entre los casados.

En particular, el peligro de desarrollar enfermedades cardiovasculares entre quienes no están casados es un 42 % mayor, mientras que la mortalidad por infarto o accidente cerebrovascular aumenta en un 42 % y un 55 %, respectivamente, aunque en esta ocasión los autores no tomaron en cuenta la calidad de las relaciones.

Entre otros efectos beneficiosos que tienen estos lazos familiares se encuentran la mejora del estado psicológico y emocional. Por este motivo, la proporción de trastornos mentales, depresión y suicidio sería menor entre los casados que entre los solteros, divorciados o quienes viven en pareja.

En general, la vida en familia se asocia con un comportamiento más saludable. Así, quienes contrajeron matrimonio tienen menos probabilidades de sufrir problemas con el alcohol y las drogas y cuidan su salud de manera más responsable, mientras que hay indicios de que ese efecto positivo también se extiende a los hijos de la pareja; es decir, se transmite a la siguiente generación.

De acuerdo con los datos de un proyecto de investigación a largo plazo de la Universidad de Harvard (Massachusetts, Estados Unidos), las relaciones con personas cercanas ayudan a tener una vida más larga, salaudable y de mayor calidad y afectan de manera positiva a muchos aspectos... si las relaciones son sanas.

Consecuencias negativas

En cambio, las relaciones familiares deficientes pueden afectar de un modo negativo al estado físico y psicológico de sus participantes, un efecto nocivo confirmado en el estudio de 373 familias que investigadores de las universidades de Nevada y Michigan (EE.UU.) realizaron el año pasado.

Las constantes peleas afectan la salud de ambos miembros del matrimonio de manera tan notable que esos especialistas incluso compararon la situación con el perjuicio que provoca fumar: inflamaciones, cambios de apetito y niveles elevados de hormonas del estrés. Por su parte, documentos de la Biblioteca Nacional de Medicina estadounidense establecen que una unión infeliz es causa conocida y frecuente de depresión.

En otro ámbito, existen evidencias de que un matrimonio aumenta el peso de sus integrantes. Hace años, otra investigación reveló que la posibilidad de que una persona engorde casi se duplica si su cónyuge tiene sobrepeso y cuanto más incremente su pasa corporal más aumentará esa probabilidad. También hay evidencia del mayor riesgo de desarrollar diabetes y síndrome metabólico.

Asimismo, en familias que gozan de relaciones sanas el estado de uno de los esposos se puede deteriorar si su pareja está enferma. Un experimento en los años 90 del siglo pasado demostró que el sistema inmunológico de quienes cuidan a sus cónyuges con demencia no responde a la vacunación como debería y otro indicó que los que se ocupaban de familiares enfermos tenían más riesgo de desarrollar diferentes problemas físicos.

En lo único en que coinciden los expertos es en que las relaciones son felices, amables y cálidas son las únicas que realmente hacen que sus protagonistas tengan una vida más larga y de mejor calidad.

RT