X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6h45

El intelecto no es sinónimo de éxito: ¿qué habilidades deberíamos desarrollar para triunfar?

Publicado: 15 ene 2019 18:03 GMT

El éxito financiero de una persona depende en un 85% de las habilidades en 'ingeniería social', es decir, la capacidad de comunicarse, negociar y liderar. Y solo el 15% se atribuye a la llamada 'inteligencia general'.

El intelecto no es sinónimo de éxito: ¿qué habilidades deberíamos desarrollar para triunfar?
Imagen ilustrativa
pixabay.com
Síguenos en Facebook

¿Quién no ha deseado alguna vez ser un niño prodigio, especialmente en momentos en que tenía delante un trabajo o un examen que creía imposible superar? Sin embargo, aunque parece lógico pensar que un intelecto privilegiado es una gran ventaja para salir airoso en la vida, la verdad es que contar con dotes intelectuales excepcionales no es necesariamente sinónimo de triunfo, indican estadísticas citadas por Metropol.

En 1997 la historia de la británica Sufiah Yusof apareció en los titulares de la prensa cuando con solo 13 años ingresó en la Universidad de Oxford. Pero lo que en principio parecía una historia de éxito no tardó en presentar un lado oscuro, ya que cuatro años más tarde Yusof fue expulsada de la universidad y pronto la sociedad se sorprendió al conocerse que había ejercido la prostitución.

Otra británica que fuera niña prodigio y que actualmente pone en tela de juicio las ventajas de ser superdotado es Ruth Lawrence. Lawrence ingresó en la Universidad de Oxford a los 11 años y actualmente es muy escéptica con los esfuerzos de muchos padres para convertir a sus hijos en prodigios, insistiendo en el "método natural" de educación de los niños.

Andrew Halliburton, un escocés con capacidades destacables en matemáticas, empezó la escuela secundaria a los 8 años, a los 16 abandonó la universidad para trabajar en la cocina de un McDonald's y no volvió a pisar un centro de educación superior hasta los 23.

Esa lista puede continuar hasta Theodore Kaczynski, un joven talento en matemáticas e ingeniería que se convirtió en Unabomber, uno de los terroristas más infames de Estados Unidos.

La profesora Joan Freeman, que durante años monitoreó a 210 niños prodigio, publicó en su libro 'Gifted Lives: What Happens When Gifted Children Grow Up' (Vidas talentosas: Qué pasa cuando los niños talentosos crecen) que solo seis de ellos tuvieron éxito en su vida adulta.

Memorización mecánica contra creatividad 

Eliezer Yudkowski, especialista en intelecto artificial y racionalidad, cree que la raíz del mal en la vida de los pequeños genios yace en los enfoques poco creativos que usan día tras día para resolver numerosos problemas matemáticos.

pixabay.com

Yudkovski conoce los beneficios de un enfoque creativo, o heurístico, que no utiliza rigurosos algoritmos ya existentes para resolver problemas. Él no recibió oficialmente ninguna educación, pero no solo ha tenido éxito en la vida, sino que también ha sido reconocido en el entorno académico.

El prototipo de heurística es el método que utilizaba Sócrates para filosofar, y que consistía en no afirmar la verdad, sino en ayudar al interlocutor a descubrirla. Sócrates estaba convencido de que las preguntas sugestivas podían llevar al interlocutor a formular nuevos conocimientos. Este enfoque está infinitamente lejos de la memorización mecánica de verdades y algoritmos existentes a la que están obligados incluso los más destacados alumnos y estudiantes universitarios de hoy en día.

La educación moderna a menudo ofrece conocimientos de carácter abstracto y general. Los estudiantes y escolares con frecuencia son capaces de resolver tareas estándares complejas que requieren de multitud de operaciones, pero se quedan perplejos cuando tienen que realizar una tarea elemental no estándar.

Existe la opinión de que el llamado conocimiento formal o pensamiento lógico y espacial, que se mide con la ayuda de las pruebas de cociente intelectual, no es más que una evaluación del éxito a la hora de ejecutar algoritmos conocidos. En sí mismo es válido, pero tiene poca relación directa con la vida real.

Habilidades a desarrollar

Los datos del Instituto de Tecnología Carnegie muestran que el éxito financiero de una persona depende en un 85% de las habilidades en 'ingeniería social', es decir, la capacidad de comunicarse, negociar y liderar. Y solo el 15% se atribuye a la llamada 'inteligencia general'.

El psicólogo y premio nobel Daniel Kahneman descubrió que tendemos a hacer negocios con una persona que simplemente nos gusta, y confiaremos más en ella aunque nos ofrezca un producto o servicio de peor calidad y a un precio más alto.

Un factor no menos importante para tener éxito es la motivación. Una serie de estudios realizados por un equipo de psicólogos liderados por Angela Duckworth, de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.), demostró que la motivación afecta muy seriamente incluso los resultados de una de las pruebas más populares para medir la inteligencia, la escala de Wechsler. En estas pruebas, los niños motivados por psicólogos mostraron mejores resultados que aquellos que realizaron la prueba en condiciones normales.

pixabay.com

Todos estos factores mencionados, a diferencia del talento juvenil, funcionan incluso en la edad adulta, por lo que no se sienta frustrado por el hecho de pertenecer al aburrido 99% de las personas que no tienen ninguna habilidad especial.

Al final, por cada Mozart que escribe sinfonías a los cinco años, habrá un Paul Cézanne, que pintó sus mejores obras cuando tenía más de 60 años.

Daniel Defoe obtuvo la fama por su 'Robinson Crusoe' a los 58 años; Alfred Hitchcock produjo sus películas icónicas como 'Psicosis', 'La llamada fatal' y 'Vértigo' ya en la edad de jubilación; y por cada estudiante genial de Oxford habrá un Churchill, un hombre que fue muy mediocre en los estudios.

Para conseguir el éxito en la vida no es necesario mostrar talentos especiales. Según el 30.º presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge, "nada en este mundo puede reemplazar a la perseverancia. No puede reemplazarla el talento, pues no hay nada más común que los talentos no aplicados. Tampoco puede la genialidad, ya que un genio subestimado es un concepto casi general. Tampoco la educación la reemplaza: el mundo está lleno de perdedores con estudios. Solo la diligencia y la perseverancia son omnipotentes. La consigna 'siga perseverando' ha resuelto, resuelve y resolverá todos los problemas de los representantes de la raza humana".

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies