Actualidad

Theresa May resiste la moción de censura presentada por el líder del Partido Laborista

Publicado:
La primera ministra dispone aún de tres días de plazo para presentar un plan alternativo tras el rechazo de la Cámara de los Comunes a su acuerdo del Brexit.

La moción de censura presentada por el líder laborista Jeremy Corbyn contra el Ejecutivo conservador tras el rechazo del Parlamento británico al acuerdo del Brexit presentado por Theresa May no ha logrado desbancar a la primera ministra, que ahora deberá presentar antes del próximo lunes una alternativa para abandonar la Unión Europea (UE) en el plazo de tres días. 

Con un margen de 19 votos (325 rechazos a la moción frente a 306 apoyos) la líder conservadora mantiene así su cargo al frente del Gobierno del Reino Unido.

"La Cámara de los Comunes ha puesto su confianza en este Gobierno", ha declarado May en una escueta intervención tras el anuncio del resultado de la votación por parte del presidente del Parlamento, John Bercow. La mandataria ha comunicado además su intención de empezar esta misma noche a trabajar con los líderes de la oposición en su nuevo plan para el Brexit.

Es previsible que May reanude inmediatamente las conversaciones con Bruselas en busca de alguna modificación del acuerdo que lo haga aceptable en la Cámara, aunque el margen disponible para la negociación es casi nulo, tal como expresaron el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, hace tan solo dos días. 

En este escenario, la posibilidad de que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin alcanzar un acuerdo de retirada no se descarta, si bien no es la opción preferida de ninguna de las dos partes. 

Fracaso histórico

El rechazo al proyecto de May en la Cámara de los Comunes se materializó el martes con el apoyo de una clara mayoría (432 votos en contra frente a 202 a favor), abocando el proceso del Brexit a una nueva fase de incertidumbre. 

Tal como estaba previsto, una parte de los diputados conservadores, junto a toda la oposición laborista, el Partido Nacionalista Escocés (SNP), el Partido Liberal Demócrata y el Partido Unionista Democrático (DUP) votaron en contra del acuerdo.

El delicado futuro del Brexit

Las perspectivas del proceso de desconexión del Reino Unido de la Unión Europea dependen ahora en buena medida de la capacidad de ambas partes para alcanzar un acuerdo que regule las relaciones comerciales y fronterizas para el periodo que comienza a partir del 29 de Marzo, fecha prevista para la consumación del Brexit. Tampoco se descarta una prórroga con respecto a esa fecha.

El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid Miguel Ángel Benedicto está convencido de que todavía hay una posibilidad de que no se produzca un Brexit sin acuerdo. "Si impera el sentido común, al final habrá un acuerdo –asegura el profesor–. El problema está en saber lo que quiere el Reino Unido realmente".

Sobre esta última cuestión, una declaración oficial del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, inmediatamente posterior al fracaso del acuerdo presentado por May en el Parlamento, resumía la perspectiva de la UE en este delicado momento político y concretaba un mensaje a los británicos: "Insto al Reino Unido a aclarar sus intenciones lo antes posible. El tiempo casi se ha agotado".

Una vez superada la moción en su contra y tras las conversaciones necesarias con la oposición y los líderes europeos, Theresa May expondrá el próximo lunes en la Cámara de los Comunes su nuevo plan para el Brexit. Mientras tanto la cuenta atrás hacia el 29 de marzo sigue añadiendo presión a este accidentado proceso de desconexión.

Según el analista internacional Aníbal Garzón, el nuevo escenario del Brexit está abierto a múltiples posibilidades. Lo único que parece claro es que será muy difícil llegar a un consenso antes del 29 de marzo.

RT