Actualidad

Desmentida una famosa teoría de la conspiración sobre Rudolf Hess, mano derecha de Hitler

Publicado:
Una prueba de ADN ha acabado con la creencia de que un impostor estuviera encarcelado en Berlín en lugar del militar y político nazi.
Desmentida una famosa teoría de la conspiración sobre Rudolf Hess, mano derecha de Hitler

Un equipo de investigadores liderado por el profesor Jan Cemper-Kiesslich, de la Universidad de Salzburgo en Austria, ha refutado la famosa teoría de conspiración que envolvió durante décadas a Rudolf Hess, figura clave de la Alemania nazi. No pocos creyeron que en la prisión de Spandau en Berlín en lugar del expolítico y militar alemán estuvo encarcelado desde 1947 su doble.

Según New Scientist, los científicos han desmentido finalmente la idea tras llevar a cabo una prueba de ADN. Al comprar muestras de sangre del preso designado como 'Spandau número 7' y de un familiar vivo de Hess, los especialistas hallaron la coincidencia definitiva, afirmando que fue el político y militar nazi quien estuvo realmente en la cárcel.

Hess, considerado como mano derecha de Hitler, fue juzgado en Núremberg y condenado a cadena perpetua en 1946. El año siguiente llegó a Spandau, donde permaneció hasta su supuesto suicido en 1987. Durante más de 20 años fue el único preso de la cárcel.

Los rumores acerca de que Hess fue sustituido por un doble comenzaron a circular aun antes de que llegara a la prisión. En esta teoría creyeron incluso el médico británico W. Hugh Thomas quien trabajó en la cárcel berlinesa y el expresidente estadounidense Franklin Roosevelt.

Los restos de Hess fueron incinerados en 2011, pero el estudio precisa que los investigadores utilizaron una muestra de sangre tomada del preso 'Spandau número 7' en 1982, y sellada herméticamente desde entonces. La muestra fue comparada con la de un pariente masculino lejano.

Como resultado, quedó demostrado que hay más del 99,99 % de probabilidades de que la muestra de sangre provenga de un familiar cercano del pariente vivo de Hess. Este hecho apoya fuertemente la hipótesis de que "el prisionero 'Spandau número 7' en efecto era Rudolf Hess", concluyen los autores de la investigación.

RT