Actualidad

Una diseñadora de moda enfada a un clérigo hinduista "por usar a una deidad para adornar la entrepierna"

Publicado:
La colección incluye trajes de baño, 'leggins' y chaquetas, en la que va estampada la imagen de la diosa Durga.
Una diseñadora de moda enfada a un clérigo hinduista "por usar a una deidad para adornar la entrepierna"

Una serie de prendas, que incluye la imagen estampada una deidad del hinduismo, creada por Sera Ulger, diseñadora textil londinense, ha provocado duras críticas de parte de un importante clérigo de esa religión, quien las consideró "extremadamente ofensivas" para los fieles, informa Evening Standard.

La colección incluye trajes de baño, 'leggins' y chaquetas. Sobre estas vestimentas aparece la imagen de la diosa Durga, venerada como la deidad de la victoria y como una madre protectora que defiende a los justos frente a las fuerzas malignas que amenazan su paz y prosperidad.

Este diseño fue inspirado en su propio "viaje junto al yoga y la meditación" y fue creado para transmitir "el poder y la actitud de la mujer", expresó Ulger.

Críticas

Sin embargo, en opinión del clérigo hinduista Rajan Zed, la representación de la deidad en la ropa es "altamente inapropiada", ya que "la diosa Durga es muy venerada en el hinduismo", por lo cual "debería ser adorada en templos o santuarios caseros" en vez de "adornar las nalgas o la entrepierna" de una persona.

"El uso inapropiado de deidades hinduistas para fines comerciales" no es aceptable, ya que "hace daño a los devotos", manifestó el clérigo, quien en el 2007 llevó a cabo el primer rezo oficial hinduista en el Senado de EE.UU. Y añadió que: "Los hinduistas están a favor de la libertad de expresión artística y de opinión" pero "la fe es algo sagrado", por lo cual "los intentos de trivializarla" lastiman los sentimientos de los creyentes.

A su vez, Ulger rechazó retirar su colección del mercado, tal y como se lo demandó el líder religioso, aunque sí accedió a ofrecer "sus sinceras disculpas a la comunidad hinduista" por haber ofendido a sus miembros "sin intención".

"Mi marca trata del poder de las chicas, de las mujeres", expresó la diseñadora. Y continuó: "No a todos les encanta, pero eso es normal en la industria creativa", donde "o amas [el producto] o lo odias", mientras que "me costaría miles de dólares sacarlo de producción" y "no puedo costearlo" porque "no soy una marca masiva y quiero ser capaz de expresarme sin que nadie me diga que no lo puedo hacer".

RT