Actualidad

¿Ayuda Arabia Saudita a sus ciudadanos acusados en EE.UU. a escapar de la Justicia (y del país)?

Publicado:
Una investigación periodística detecta 17 casos en los que sauditas acusados en EE.UU. de violaciones, atropellos con fuga y otros delitos desaparecieron, supuestamente con la ayuda de las autoridades del reino.
¿Ayuda Arabia Saudita a sus ciudadanos acusados en EE.UU. a escapar de la Justicia (y del país)?

Arabia Saudita podría haber estado ayudando sistemáticamente a sus ciudadanos residentes en EE.UU. a evadir la Justicia estadounidense por delitos graves, posiblemente proporcionando pasaportes falsos y aviones privados, revela The Oregonian.

A finales del año pasado, este diario reportó cinco casos de sospechosos que desaparecieron mientras afrontaban cargos criminales en el estado de Oregón. Sin embargo, tras realizar una investigación, el medio ha descubierto un total de 17 situaciones parecidas en ocho estados e incluso en Canadá.

Varios de ellos comparten un esquema parecido: después de un arresto, el consulado de Arabia Saudita contrata a un equipo legal y, finalmente, paga una fianza, que puede alcanzar los centenares de miles de dólares, llegándose en una ocasión al millón de dólares. Una vez que el sospechoso es puesto en libertad, logra de algún modo salir del país —incluso aunque hubiera entregado su pasaporte para viajes internacionales— antes de regresar al reino.

Atropellos, violaciones y pornografía infantil

Este es el caso de Sameer Noorah, que en agosto de 2016 atropelló y mató a una menor de 15 años y se dio a la fuga en Oregón. Después de su arresto, el Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles contrató a abogados privados y pagó su fianza, fijada en 1 millón de dólares, según documentos judiciales y fiscales. El saudita entregó su pasaporte al Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. como condición para su liberación, y fue puesto bajo arresto domiciliario, que requería usar un brazalete de monitoreo electrónico en el tobillo.

Sin embargo, dos semanas antes de su juicio, en junio de 2017, Noorah desapareció. Las autoridades de EE.UU. creen que abandonó su vecindario en un todoterreno negro, se cortó el brazalete y luego usó un pasaporte falso y un avión privado, probablemente proporcionado por el Gobierno saudita, para huir del país, recoge The Oregonian.  

Además de agresiones sexuales, violaciones y más atropellos con fuga, otro de los casos involucró a un hombre acusado de poseer una gran colección de pornografía infantil en su ordenador.

"Hay más por descubrir"

Las revelaciones del diario han llamado la atención de dos senadores de Oregón, Jeff Merkley y Ron Wyden, que propusieron a finales de enero un proyecto de ley que sancione a los individuos que hayan ayudado a organizar estas fugas y que castigaría al Gobierno saudita, que -alertan- podría estar usando sus privilegios diplomáticos para ejecutar los planes.

"La flagrante falta de respeto de Arabia Saudita a las normas internacionales no puede permitirse. Todos deberíamos estar de acuerdo en que cualquier nación que ayude a sus ciudadanos a escapar de la ley tiene que rendir cuentas plenamente", destacó Merkley.

Entretanto, los periodistas señalan que su investigación continúa y que, probablemente, "hay más por descubrir".

RT