Actualidad

¿Qué hay detrás de la polémica de López Obrador y su batalla contra los órganos autónomos en México?

Publicado:
Usuarios en redes acusan al presidente de encabezar una "persecución política" contra funcionarios de instituciones que el mandatario pretende "purificar".
¿Qué hay detrás de la polémica de López Obrador y su batalla contra los órganos autónomos en México?

Una oleada de críticas provocó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tras señalar los presuntos actos de corrupción contra un funcionario de la Comisión Reguladora de Energía, en un caso que muchos detractores han señalado como ejemplo de persecución política.

Un asunto que, además, encendió la polémica en torno al papel que han jugado los organismos autónomos y otras instituciones del Estado como contrapesos a la figura del Poder Ejecutivo.

¿Cómo inició la polémica?

Todo comenzó cuando el presidente López Obrador envió al Congreso sus ternas con propuestas para reemplazar a funcionarios en la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), dos entes reguladores autónomos creados tras la reforma energética de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, algunos de los perfiles de personas recomendadas por el presidente fueron duramente criticados por legisladores de oposición debido a su falta de conocimientos y experiencia en el sector energético.

Así ocurrió cuando la senadora del PAN, Xóchitl Gálvez, dejó en evidencia a dos de los candidatos recomendados por el presidente, Guadalupe Escalante y Jorge Amaya, quienes ignoraban cosas básicas para aspirar al puesto de consejero de la CRE, como saber qué era un Certificado de Energía Limpia. Un asunto que desató una serie de reacciones en redes.

Posteriormente, el comisionado presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, emitió críticas en el mismo sentido, al señalar que veía "un desbalance" en las nominaciones presidenciales ante la falta de experiencia de sus recomendaciones para el sector eléctrico.

¿Persecución política?

Días después, López Obrador respondió acusando a García Alcocer por un presunto conflicto de interés y señalando que su Gobierno ya investigaba el caso a través de las secretarías de la Función Pública, Hacienda y Energía.

El Gobierno acusó a García Alcocer de "posible conflicto de interés personal o de negocios con otro familiar" por haber entregado contratos a la empresa propiedad de un familiar suyo, cuyo nombre no fue revelado.

Este familiar, según el Gobierno, es "director de una empresa filial de otra compañía multinacional de comercialización con sede en Boston", firma que se vio beneficiada por convenios que recibió cuando García Alcocer ya era titular de la CRE. 

La manera en que los funcionarios federales anunciaron una investigación contra el consejero presidente de la CRE, provocó reacciones en redes, luego de que varios analistas y usuarios señalaran una persecución política contra García Alcocer, mientras otros celebraban la actuación del presidente.

Por su parte, García Alcocer solicitó una audiencia con el presidente López Obrador para aclarar el asunto, tras considerar que los ataques en su contra perseguían fines políticos. 

Después de las declaraciones del funcionario, López Obrador respondió una vez más, diciendo que sí daría la audiencia a García Alcocer, pero al mismo tiempo calificó como "una gran farsa" a los órganos autónomos y señaló que su Gobierno buscaría "purificar" dichas instituciones.

"Se engañó al pueblo de México haciendo creer que se necesitaban instancias autónomas de expertos independientes", dijo el mandatario en su conferencia matutina del 18 de febrero.

"Se van a purificar estas instancias. Los vamos a purificar, porque estaban totalmente al servicio de los intereses particulares", señaló.

Las declaraciones de López Obrador encendieron la polémica sobre el papel de los órganos autónomos como parte de los contrapesos institucionales al presidente.

¿Qué son los organismos autónomos?

Los órganos reguladores autónomos fueron creados a principios de la década de 1990, tras la llegada al poder de Carlos Salinas de Gortari y la instauración del proyecto neoliberal en México. La justificación para la creación de esas estructuras burocráticas se basaba en que era necesario contar con instituciones manejadas por técnicos independientes, que no dependieran directamente del Poder Ejecutivo.

De este modo, se creo todo un andamiaje institucional que incluyó la creación del Banco de México, el ahora Instituto Nacional Electoral, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el Instituto Nacional de Acceso a la Información y muchos otros, que cobraron mayor relevancia con la alternancia en el poder y la llegada de Vicente Fox a la presidencia del país.

Sin embargo, la autonomía de estos órganos ha sido cuestionada debido a casos de corrupción y el nombramiento de funcionarios cercanos a los presidentes en turno, mediante negociaciones poco transparentes entre los principales partidos políticos en el Congreso (PRI, PAN, PRD).

Un escenario que dio un giro drástico durante las pasadas elecciones del 1 de julio, cuando el partido de López Obrador, Morena, además de ganar la presidencia de la República por un amplio margen, también consiguió mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado.

Posturas encontradas

De ahí que algunos analistas retomaron la polémica de AMLO con la CRE, para reflexionar sobre el papel que han desempeñado esos órganos en la incipiente democracia mexicana.

"Sin duda alguna sería un error desaparecer los organismos autónomos. Hay una vieja aspiración democrática con la idea de que se deben ofrecer garantías de defensa a los ciudadanos de que las instituciones estatales no se van a desbordar. Existe la vieja aspiración de fraccionar y vigilar al poder, de equilibrar los poderes y para todo ello sirven los órganos autónomos", señaló el académico José Woldenberg, quien fungió como consejero presidente del entonces Instituto Federal Electoral, en entrevista con El Universal.

Por su parte, la politóloga Denise Dresser, considera que la postura del presidente para debilitar a los órganos reguladores privilegia a los monopolios y perjudica a los consumidores.

Sin embargo, otros analistas consideran que la situación no es tan drástica, ya que pese a sus críticas, el presidente López Obrador ha mandado perfiles de alto nivel para instituciones como el Banco de México.

"Pareciera que, en este caso, AMLO quiere dar una lección a quienes eventualmente lo pretendan confrontar. Mal antecedente. Porque finalmente, no pareciera tener la misma actitud con los órganos autónomos", señaló Enrique Quintana, director el periódico El Financiero.

El periodista resaltó las "muy buenas nominaciones" que hizo López Obrador para el Banco de México (Jonathan Heath y Gerardo Esquivel), con las cuales, "fortaleció" al banco central. En el mismo tono se expresó con las nominaciones del Ejecutivo para el Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Comisión Federal de Competencia Económica.

Sin embargo, la polémica se extendió en redes, donde políticos y empresarios externaron diferentes visiones en torno a estas instituciones autónomas.

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT