Actualidad

Recrean en un laboratorio de la NASA las condiciones del surgimiento de la vida en la Tierra

Publicado:
Los investigadores imitaron el agua hidrotermal de hace miles de millones de años, la calentaron y obtuvieron algunas moléculas orgánicas imprescindibles para que se genere una célula.
Recrean en un laboratorio de la NASA las condiciones del surgimiento de la vida en la Tierra

Un grupo de científicos de la NASA logró reproducir en un laboratorio las condiciones que existieron en el fondo marino durante la época más temprana en la existencia de nuestro planeta. Creen que ya por entonces, hace más de 4.000 millones de años, había respiraderos hidrotermales como los que hoy conocen los oceanólogos y que eran idóneos para la formación de aminoácidos, el componente clave para la génesis de la vida.

Esclarecer cómo se originó la chispa de la vida en la Tierra podría ayudar en la búsqueda de vida en el espacio, cree la astrobióloga Laurie Barge, cuyo equipo llevó a cabo el experimento.

"Hemos demostrado que en circunstancias geológicas similares a las de la Tierra primitiva –y quizás de otros planetas–, podemos formar aminoácidos y alfa hidroxiácidos a partir de una reacción simple, en condiciones templadas como las que existían en el fondo marino", recoge sus palabras el sitio web de la agencia espacial. 

Agua marina de hace millones de años

En el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, frascos de vidrio representan en miniatura aquellas profundidades. En su interior hay agua marina, pero no como la actual sino similar a la de la época en cuestión. Contiene minerales, piruvato y amoníaco: dos moléculas que pueden formarse en condiciones hidrotermales y son esenciales para obtener los aminoácidos.

Para imitar el océano anóxico de la Tierra primigenia y reproducir su composición química, el equipo extrajo oxígeno del agua, rectificó el pH y agregó oxihidróxido de hierro, que era abundante durante los primeros milenios del planeta. Las soluciones fueron calentadas hasta los 70 grados centígrados: la temperatura que alcanza el agua alrededor de un respiradero.

"Comprender hasta qué punto puede usted llegar con solo los compuestos orgánicos y minerales antes de tener una célula real, es realmente importante para comprender de qué tipo de entornos podría surgir la vida", estimó Barge. Además, destacó la importancia de estudiar cómo la atmósfera, el océano y los minerales influyen, juntos, en los procesos que se registran en torno a las fuentes hidrotermales, teniendo además en cuenta "la probabilidad de que esto haya ocurrido en otro planeta".

Moléculas registradas

Un aminoácido, la alanina, apareció en esta base experimental cuando los científicos inyectaron pequeñas cantidades de oxígeno en el agua. También se produjo lactato de alfa-hidroxiácido, que es un subproducto en las reacciones con aminoácidos y también podría unirse en moléculas orgánicas complejas para originar la vida.

Fue esta la primera vez que una reacción orgánica es registrada por los investigadores en condiciones hidrotermales. La NASA estudia asimismo los respiraderos naturales existentes bajo el océano, con cuyas aguas realiza pruebas, y construye así una imagen más completa de su ambiente.

De haber vida en el Sistema Solar más allá de la Tierra, los primeros candidatos para albergarla serían las lunas gélidas de los planetas gigantes, como Europa (de Júpiter) y Encélado (de Saturno). Sus hipotéticos respiraderos hidrotermales (bajo una capa de hielo y otra de agua líquida) parecen a los científicos el lugar más apropiado donde mirar. De hecho, el año pasado la NASA percibió moléculas orgánicas complejas en las columnas de agua salada que emitía Encélado.

Un artículo científico del grupo sobre este estudio fue publicado el 25 de febrero en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT