X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6kqy

La carta de un desesperado recluso a un juez que expuso un atroz sistema de aislamiento en las cárceles de EE.UU.

Publicado: 27 feb 2019 03:18 GMT

Desde 2017, al menos 61.000 personas, incluyendo menores de edad y mujeres embarazadas, fueron recluidos en ese régimen de aislamiento.

La carta de un desesperado recluso a un juez que expuso un atroz sistema de aislamiento en las cárceles de EE.UU.
Instalaciones de la prisión de diagnóstico y clasificación de Georgia, EE.UU.
David Goldman / AP
Síguenos en Facebook

En febrero de 2015, un recluso de la prisión de diagnóstico y clasificación del estado de Georgia (EE.UU.) envió una carta a un juez, quejándose de las condiciones infrahumanas en las que estaba recluido. Ello provocó una investigación que acabó revelando uno de los sistemas de aislamiento más duros en el país.

Thimothy Gumm, condenado por violación, fue recluido en una pequeña celda sin ventanas de la Unidad de Administración Especial de dicha cárcel en 2010, tras un fallido intento de fuga. El recluso permanecía en esa unidad incluso después de que se expurgara el cargo de intento de fuga en su registro disciplinario. Perdió contactó con sus seres queridos, bajó unos 22 kilos y fue "privado de casi cualquier estímulo ambiental y sensorial, así como de casi todo contacto humano".

Esa carta persuadió al juez para que forzara a las autoridades de Georgia a abrir la unidad de aislamiento a especialistas para que llevaran a cabo una investigación. "Vi cosas allí que nunca había visto antes", dijo el psicólogo social Craig Haney, quien quedó impactado porque los presidiarios vivían en un ambiente "herméticamente sellados": pequeñas celdas metálicas sin aberturas, manchas de sangre en la pared, reclusos con enfermedades mentales gritando por ayuda.

Las consecuencias en la salud del aislamiento

Entre los reos, además, observó una elevada cantidad de reclusos con enfermedades mentales, aproximadamente un 40 %, y muchos más sin ese diagnostico pero en estado de demolición psicológica, provocándose heridas, comiéndose sus propias heces o ingiriendo distintos objetos en un intento por suicidarse.

El confinamiento solitario ha crecido en las cárceles de EE.UU. desde las décadas de 1980 y 1990 como una forma de controlar a los reclusos peligrosos, castigar un delito o proteger a los detenidos vulnerables de la población común. Desde 2017, al menos 61.000 personas, incluyendo menores de edad, mujeres embarazadas y enfermos mentales, fueron recluidos en régimen de aislamiento, según una investigación de la Universidad de Yale.

Esa práctica de aislamiento es en teoría un "programa de incentivo" que se emplea para alentar "los ajustes adecuados" de modo tal que los reclusos "puedan ser devueltos a una adscripción habitacional común". Pero en la práctica, los reclusos son enviados al programa de aislamiento "indefinidamente durante años, más allá de su conducta y a pesar de las graves consecuencias para la salud del confinamiento solitario en el largo plazo".

"Instalaciones draconianas"

Haney concluyó que la unidad penal de Georgia era "una de las instalaciones más duras y draconianas" que ha visto en funcionamiento en el cualquier parte del país, donde se encuentran algunas de las personas "más traumatizadas psicológicamente". Además resaltó que la Unidad de Administración Especial operaba "en clara violación de un consenso generalizado y creciente, a nivel nacional e internacional" sobre los daños del aislamiento.

En diciembre pasado, el Departamento de Correcciones de Georgia acordó limitar el aislamiento a dos años y que los reclusos en la Unidad de Administración Especial pasaran más tiempo fuera de sus celdas y reciban más tratamiento de salud mental; en tanto Thimothy Gumm salió del régimen de aislamiento solo en julio de 2017.

En 2016 el expresidente Barack Obama limitó el confinamiento solitario en prisiones federales y la Asociación Correccional de EE.UU. llamó a restringir esa práctica, mientras que en 2018 el mandatario Donald Trump promulgó una reforma de la justicia penal que prohibió esa forma de encierro para los menores de edad detenidos en centros federales.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies