Actualidad

Bolsonaro rinde un polémico homenaje al dictador paraguayo Alfredo Stroessner

Publicado:
El presidente brasileño describió al militar durante un acto como "un hombre de visión".
Bolsonaro rinde un polémico homenaje al dictador paraguayo Alfredo Stroessner

Los comentarios del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, han vuelto a generar indignación al homenajear a Alfredo Stroessner, quien gobernó Paraguay con mano de hierro durante 35 años, entre 1954 y 1989.

En un acto, en el que asumía el cargo el nuevo director brasileño en la represa hidroeléctrica de Itaipú, en el río Paraná, administrada por los dos países, Bolsonaro dijo que todo aquello era posible gracias "a un hombre de visión, un estadista que sabía perfectamente lo que su país, Paraguay, necesitaba de la energía para crecer".

"Entonces aquí mi homenaje a nuestro general Alfredo Stroessner", afirmó el mandatario y excapitán brasileño frente a su homólogo paraguayo Mario Abdo Benítez, conocido como 'Marito' y cuyo padre trabajó como secretario privado del dictador, fallecido en 2006, durante 25 años. Los aplausos llegaron inmediatamente.

Al final de su discurso, en el que, como acostumbra, citó la Biblia, Bolsonaro invitó a Abdo Benítez a visitarle en Brasilia. "Será un placer recibirle en Brasilia, donde profundizaremos en discusiones sobre el bienestar de nuestros pueblos. Izquierda nunca más", sentenció el presidente brasileño, quien describió a su homólogo como "un cristiano, conservador y hombre de familia".

El mandatario paraguayo visitará la capital de Brasil el próximo 12 de marzo.

Stroessner

En mayo de 1954, el general Alfredo Stroessner encabezó un golpe de Estado en Paraguay contra el presidente Federico Chaves, del Partido Colorado. Se conformó una Junta de Gobierno y se convocaron elecciones, que el golpista ganó sin oposición. Tomó el poder en agosto de ese año y extendió su mandato hasta 1989.

Según el informe realizado por la Comisión de Verdad y Justicia, durante la dictadura 19.862 personas fueron detenidas de forma arbitraria o ilegal; 18.772 torturadas; 59 ejecutadas extrajudicialmente; 336 desaparecidas y 3.470 exiliadas

Críticas

Las palabras de Bolsonaro provocaron el malestar de muchos paraguayos, con las heridas del pasado todavía recientes. La coalición de izquierda Frente Guasu criticó enérgicamente al mandatario brasileño y a las autoridades de su país por la reacción que tuvieron.

"Lamentamos y consideramos bochornosa la actitud de las autoridades paraguayas aplaudiendo a rabiar el homenaje de Bolsonaro", subraya en un comunicado la coalición, que describió el acto de "triste espectáculo de entrega y genuflexión".

Por su parte, según recoge la prensa local de Paraguay, Rogelio Goiburú, titular de la Dirección de Memoria Histórica y Reparación, aseguró no sentirse sorprendido por las declaraciones del presidente brasileño, a quien calificó de "fascista". Asimismo, Goiburú destacó que Bolsonaro llegó al poder "mediante artimañas, utilizando el aparato mediático y recurriendo a noticias falsas".

Otros muchos políticos, intelectuales y ciudadanos mostraron su repulsa a través de las redes sociales.

Admirador de la dictadura

Bolsonaro nunca ha ocultado su admiración por la dictadura militar que vivió Brasil entre 1964 y 1985. Uno de los episodios más controvertidos de su carrera política, y explotado durante la campaña electoral por sus adversarios, ocurrió en el 2016. Bolsonaro, en memoria del coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, uno de los torturadores más sanguinarios de la dictadura militar que padeció Brasil, se mostró a favor de la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff, víctima de torturas durante ese periodo.

RT