X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6l1p

"¡Cálmate mi amor!": Delincuentes tratan de secuestrar a mujeres fingiendo ser sus parejas en el metro de Ciudad de México

Publicado: 1 mar 2019 15:34 GMT | Última actualización: 1 mar 2019 16:14 GMT

Las víctimas de esta modalidad delictiva temen denunciar a los criminales, mientras las autoridades minimizan el problema bajo diversas excusas.

Síguenos en Facebook

Cientos de usuarios del metro de la capital de México denuncian numerosos casos de intento de secuestro en las inmediaciones de ese medio de transporte. Según las pasajeras, los malhechores las tomaban mientras fingían que eran sus parejas. RT conversó con algunas de estas mujeres para conocer su experiencia.

Una de ellas es Siomara Hernández, una joven de 21 años que fue víctima de un intento de secuestro. Un lunes por la tarde, al salir de una estación del metro, fue tomada del brazo sin su consentimiento. Si no fuera por la acción de un guardia de seguridad, ella no hubiera llegado a salvo a su casa.

"Me doy cuenta de que este sujeto hace una llamada por teléfono" y en ese momento el desconocido "dijo que le iban a dar un buen billete por mí", de modo que "fue una de las cosas que no me gustó y me dio un poquito más de miedo", por lo cual "apresuré más mi paso", recordó la joven.

Una vez interpelado por el empleado de seguridad, el secuestrador "le dijo que éramos novios, que era una escena típica mía, que era histeria nada más, una escena de celos, era un berrinche" y que "me tenía que llevar a mi casa", pero cuando "el guardia me pregunta si es cierto, yo le dije que no, todo lo negué" y que "era la primera vez que veía a este sujeto", detalló.

"¡Cálmate mi amor!"

Al igual que en este caso, cientos de mujeres expusieron sus historias en las redes sociales y se dieron cuenta de que eran muy similares. Tanto es así, que el modus operandi ha sido popularizado por el nombre de 'cálmate mi amor', en referencia a la frase que con frecuencia empleaban los secuestradores.

"La impunidad ha permitido que no acabemos por erradicar la violencia contra las mujeres en el ámbito privado, muy por el contrario, ahora se ha incrementado mucho más en el espacio público", expresó al respecto Yndira Sandoval, feminista y defensora de los derechos humanos.

Silencio y evasivas

Inicialmente las autoridades minimizaron la problemática, porque aseguraban que no había denuncias. Poco después, confirmaron que algunas mujeres sí se habían acercado a declarar, pero sus testimonios habían sido catalogados como 'robo de pertenecías'. El tema cobró más relevancia cuando se detuvo al primer hombre acusado de este tipo de secuestros. Su captura fue consecuencia de las nuevas estrategias del Gobierno local para enfrentar la situación.

Así, las mesas que implementó el Gobierno capitalino afuera de algunas estaciones del metro contaban con policías de investigación y abogados especializados en temas de género y derechos humanos. Con esto se pretendía atender a las víctimas lo antes posible. Pero tan solo unas semanas después, estos módulos de atención ya no están en sus lugares.

A pesar de haber acudido ante las autoridades, Siomara Hernández no pudo denunciar, ya que su declaración no fue aceptada. La razón que le dieron fue que su identificación oficial tenía dirección de otro estado. Aunque expertos afirman que esto no era excusa para no recibir una denuncia, dichas evasivas pueden desanimar a las mujeres a hablar sobre los peligros que vivieron en el sistema subterráneo de transporte, pero nada saldrá a la luz si el silencio se vuelve cómplice de la impunidad.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies