Actualidad

"Un problema serio": suspenden el vuelo de los nuevos aviones cisterna Boeing tras descubrirse objetos ajenos en varias unidades

Publicado:
La Fuerza Aérea de EE.UU. ha amenazado con dejar de aceptar los KC-46 Pegasus.
"Un problema serio": suspenden el vuelo de los nuevos aviones cisterna Boeing tras descubrirse objetos ajenos en varias unidades

Boeing sigue enfrentando problemas en el desarrollo de sus aviones cisterna KC-46 Pegasus, ahora debido a la suspensión de los vuelos de prueba y a la reprimenda recibida desde Washington después de que en varias unidades de este modelo se encontraran objetos potencialmente peligrosos y herramientas que fueron olvidados dentro de los aparatos durante el proceso de construcción. 

Estas herramientas y trozos de metal dejados en diversas partes de los aviones podrían dañar los equipos del aparato o su cableado eléctrico, y provocaron que la semana pasada la Fuerza Aérea de EE.UU. ordenara el cese de vuelos del nuevo modelo.

Los vuelos se reanudaron el jueves, pero antes la Fuerza Aérea y la Agencia de Gestión de Contratos de Defensa obligaron a Boeing a introducir 13 mejoras en su línea de ensamblaje, advirtiendo que podrían dejar de aceptar los aviones.

En un memorándum interno fechado del 21 de febrero y al que ha tenido acceso The Seattle Times, la compañía aeroespacial avisó a sus empleados de que el caso de la detección de herramientas y objetos ajenos dentro de los aviones perjudicaba la "confianza actual" de la Fuerza Aérea en sus productos.

"Es un problema serio", indicó Boeing en el documento, instando a hacer un esfuerzo colectivo para demostrar a la Fuerza Aérea estadounidense que la compañía es "el fabricante de aviones número uno".

Las insuficiencias en los controles de calidad no son el primer problema que afecta al programa KC-46, cuyo coste ya supera en 3.000 millones de dólares el presupuesto inicial. Anteriormente la compañía fue sometida a presión para que rediseñara el sistema de sensores y cámaras que controla la conexión de la manguera de repostaje del avión cisterna al avión receptor. Washington ha amenazado con retener 28 millones de dólares por avión hasta que el problema sea resuelto. 

Además de los seis KC-46 que se encuentran en la fase de pruebas de vuelo, Boeing ha suministrado seis aviones a las bases aéreas McConnell (Kansas) y Altus (Oklahoma). Otros 45 aviones se encuentran en la fase final de fabricación.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT