Actualidad

Dos supuestas víctimas de Michael Jackson alzan la voz en un polémico documental: ¿Por qué ahora?

Publicado:
Los protagonistas describen con inquietante detalle los supuestos abusos sexuales cometidos contra ellos por el ícono del pop cuando eran niños. Ambos en su día defendieron al cantante.
Dos supuestas víctimas de Michael Jackson alzan la voz en un polémico documental: ¿Por qué ahora?

El canal HBO emitió este 3 y 4 de marzo dos partes del documental 'Leaving Neverland' ('Abandonando el País de Nunca Jamás' en español) sobre los supuestos abusos sexuales a niños cometidos por el famoso cantante estadounidense Michael Jackson. La cinta ha provocado una gran polémica, entre otras cosas, porque sus dos protagonistas declararon previamente que el cantante nunca había abusado de ellos. ¿Por qué lo hicieron y qué les hizo cambiar de opinión?

¿De qué va el filme?

La película recoge los testimonios de Wade Robson y James Safechuck, quienes aseguran que durante su infancia sufrieron repetidos abusos sexuales por parte de Jackson en el rancho Neverland, la mansión del cantante, ubicada en Santa Bárbara (California).

En la primera parte, los dos hombres describen con inquietante detalle estos supuestos delitos sexuales, mientras que en la segunda, se relata cómo estas experiencias afectaron sus vidas. Safechuck habla sobre el odio a sí mismo, y su esposa relata su batalla contra la depresión, mientras que Robson también afirma que se deprimió profundamente. "Dicen que el tiempo cura todas las heridas. Pero no creo que el tiempo cure este. Solamente se pone peor", confiesa Safechuck y recoge The New York Times.

¿Por qué hay polémica?

Desde su estreno en el Festival de Cine de Sundance en enero, la cinta ha sido rodeada de una gran polémica, que no ha hecho más que crecer en los últimos días. Mientras que algunos han condenado los presuntos delitos de Jackson que nuevamente salen a la luz, otros aseguran que el documental está cargado de mentiras y que la productora solo busca lucrar con la controversia.

Herederos del famoso cantante incluso demandaron en febrero a HBO por el documental, alegando que el canal viola un contrato en el que se comprometió a no vilipendiar al cantante. Además, los demandantes rememoran que en 2005 el artista fue absuelto en un juicio en el que se le había acusado de abuso de menores, y agregan que Jackson "no está aquí para defenderse, y la ley no protege de difamación al fallecido".

Los críticos del filme ―entre ellos numerosos fans del 'rey del pop'― recuerdan también que tanto Robson como Safechuck habían dicho a las autoridades que Jackson no los abusó.

¿Por qué no lo contaron antes?

Ambos hombres abordan esta cuestión en la segunda parte del documental.

  • En 1993

En 1993, cuando Jackson fue investigado después de que un niño de 13 años lo acusara de abuso, los dos protagonistas lo defendieron.

Al respecto, Robson, quien tenía 11 años en aquel momento, recuerda que cuando la Policía comenzó a hacerle preguntas, lo primero que le vino a la mente fue lo que Michael le decía cuando tenía 7 años: que "si alguien descubriera que estábamos haciendo este tipo de cosas, estas cosas sexuales, él y yo iríamos a la cárcel por el resto de nuestras vidas".

Safechuck dijo que ensayó una entrevista policial con los abogados de Jackson, que lo instruyeron a que dijera "no" a todas las preguntas incómodas. En 1994, Jackson llegó a un acuerdo de 23 millones de dólares con la familia de su acusador, y finamente no se presentaron cargos en su contra.

  • En 2003

En 2003, fue lanzada una nueva investigación contra el artista, pero en aquella ocasión sí se le presentaron cargos por abuso de menores y fue llevado a juicio.

Safechuck asegura que, cuando el músico le pidió que testificara en su defensa, se negó. Afirma que Jackson respondió amenazándolo, diciendo que tenía los mejores abogados del mundo, pero que se mantuvo firme hasta el final, y nunca más hablaron con el cantante.

En cambio, Robson, aunque cuenta que se mostró reacio al principio, finalmente testificó. El protagonista explica que en aquel momento fue un exitoso coreógrafo y trabajaba con algunos de los artistas más famosos, como NSYNC y Britney Spears, y le daba miedo la idea de que su familia o sus colegas en el negocio del entretenimiento se enteraran de la verdad. Jackson fue declarado inocente de todos los cargos en su contra.

¿Por qué lo hacen ahora?

Ambos hombres describen el terror que sintieron ante la idea de contar su secreto, en primer lugar, a sus esposas y familias. No obstante, según explica Robson, era mejor decir la verdad, y espera que esto ayude a otros sobrevivientes de abuso sexual. Los dos demandaron a los herederos de Jackson después de su muerte, pero los casos fueron desestimados por presentarse fuera del plazo de prescripción. "Quiero poder decir la verdad tan fuerte como tuve que decir la mentira durante tanto tiempo", enfatiza Robson.

RT