X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6miw

Gobierno de México ofrece disculpa pública por el asesinato de dos estudiantes a manos del Ejército

Publicado: 19 mar 2019 20:22 GMT

El Estado mexicano ofreció una disculpa a familiares de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey que fueron asesinados en 2010 por militares, tras ser confundidos con integrantes del crimen organizado.

Gobierno de México ofrece disculpa pública por el asesinato de dos estudiantes a manos del Ejército
La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en la disculpa pública por el asesinato de dos estudiantes a manos del Ejército. Nuevo León, México, el 19 de marzo, 2019.
Secretaría de Gobernación en México
Síguenos en Facebook

El Gobierno de México ofreció una disculpa pública por el asesinato de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey a manos del Ejército, luego de que mandos militares ordenaran disparar contra los jóvenes, al confundirlos con integrantes del crimen organizado durante un enfrentamiento ocurrido en 2010.

La Secretaría de Gobernación, y su titular, Olga Sánchez Cordero, ofrecieron disculpas a familiares de los estudiantes asesinados Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo, del Posgrado en Ciencias.

"A nombre del Estado mexicano les ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza, por el que fueron privados de la vida, sus hijos, por elementos del Ejército mexicano", dijo la secretaria de Gobernación.

La funcionaria también señaló que el asesinato de los jóvenes se debió al "uso de la fuerza arbitraria del Ejército mexicano" en contra de los estudiantes, "derivadas de las falsas imputaciones por diversas autoridades y la alteración de la escena de los hechos".

"Les ofrezco una disculpa pública por la buena fama de sus hijos, por las falsas imputaciones y la alteración de los hechos. Jorge Antonio y Javier Francisco eran estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey, no sicarios", dijo Sánchez Cordero ante padres de los alumnos asesinados.

El 19 de marzo de 2010, los estudiantes salían de la biblioteca del Tecnológico de Monterrey cuando se encontraron con un enfrentamiento entre miembros del crimen organizado y militares, en las calles de Monterrey, Nuevo León. Los jóvenes, que viajaban en un vehículo particular, fueron acribillados a tiros por militares.

Los estudiantes no portaban armas, no viajaban en la camioneta que agredió a los elementos militares ni eran miembros de la delincuencia organizada, como sostuvo la Secretaría de la Defensa Nacional para tratar de ocultar lo ocurrido.

"El hecho de que miembros del Ejército Mexicano hayan sostenido que los estudiantes Arredondo y Mercado bajaron de la camioneta que los agredió, portando armas y que murieron como consecuencia del enfrentamiento que sostuvieron con ellos, implica una transgresión al derecho a la información veraz para acceder a la justicia", según un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Durante el acto de disculpa, Luis Raúl González Pérez, titular de la CNDH, señaló: "[México] requiere más y mejor seguridad, pero no se puede alcanzar por cualquier medio y a cualquier costo, y menos cuando representa la pérdida de vidas inocentes, no se puede combatir la injusticia y la ilegalidad, incurriendo en nuevos actos injustos e ilegales".

Sin embargo, para algunas personas que vivieron de cerca las secuelas que dejó el asesinato de los jóvenes, una disculpa pública por parte del Estado mexicano no es suficiente, a pesar de que la administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a la reparación del daño establecida en la ley.

Cuestionamientos a la disculpa

En este sentido, Rafael Rangel Sostmann, quien fungía como rector del Tecnológico de Monterrey cuando los jóvenes fueron asesinados, criticó en su cuenta de Facebook la manera en que los responsables del crimen hayan quedado impunes.

"Hoy me encuentro ante el dilema de aceptar las disculpas por parte del gobierno, sabiendo que es algo muy importante para los padres de Javier y de Jorge y, al mismo tiempo, aceptar también la realidad con respecto a que el crimen no se ha resuelto y seguimos igual que hace nueve años. Considero que, cuando hubo un crimen, dar y aceptar disculpas no es por mucho reconocer que el crimen se ha resuelto", señaló Rangel.

El académico indicó que lo sucedido a los dos alumnos asesinados era lo mismo que ocurría a cientos de personas en diferentes entidades del país: estar presentes en medio de una batalla entre el crimen organizado y el Ejército, morir o ser rematados por militares, para luego ser acusados de ser parte del crimen organizado.

"¿Se han excluido o por lo menos identificado a las personas en el ejército y en el gobierno federal que tomaron esta decisión primitiva de eliminar y acusar a personas inocentes de ser parte del crimen organizado? Porque lo más probable es que esas personas en los altos mandos siguen tomando decisiones en el ejército actualmente", cuestionó el antiguo rector.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies