X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6n1g

"El patriarcado no se va a caer, lo vamos a tirar": Cómo 'usar' el machismo para un himno feminista

Publicado: 26 mar 2019 19:59 GMT

Cecilia Griffa es una cantante de Córdoba, Argentina, que ha causado polémica por ironizar con una canción sobre los comentarios machistas que reciben las mujeres todos los días.

"El patriarcado no se va a caer, lo vamos a tirar": Cómo 'usar' el machismo para un himno feminista
Cecilia Griffa
Youtube / @ Cecilia Griffa
Síguenos en Facebook

La cantante argentina Cecilia Griffa logró reunir en una canción de tres minutos y medio las frases machistas más comunes con las que día a día se justifica la violencia contra la mujer.

"¿De qué se quejan? ¿Quién las entiende? Ahora todo es un acoso, no se puede decir nada. Es un piropo, qué exageradas", canta Cecilia con una cinta arriba de sus labios que simula un bigote hitleriano.

Griffa habla con RT desde un barco en Isla Mujeres, en el Caribe Mexicano. Ella emprendió con un compañero un proyecto que se llama "Navegar Cien Mundos", en el que llevarán algunas experiencias de teatro y educación popular con niñas y niños en escuelas rurales de varios países latinoamericanos. 

Con el tiempo que te da permanecer en un barco en espera del siguiente destino, la artista se dio un espacio para hablar sobre los temas que le apasionan: la música y el feminismo. 

"El patriarcado, ¿eso qué es? Nos odian tanto que no quieren ni coger con nosotros, ni fingir orgasmos, ni aguantar un grito, ni seguir llorando, ni limpiar la casa, ni lavar la ropa, ni hacer la comida", se escucha en 'Contenido inapropiado', una suerte de himno de denuncia que, con ironía, habla descarnadamente sobre todos los roles y labores que el machismo se empeña en poner sobre los hombros de la mujer.

No es un merengue

La cantante cuenta que fue fácil reunir todas estas líneas de denuncia en una canción. ¿La razón? Bastaba con escuchar a otras mujeres, ver las redes sociales, prender la televisión y leer los periódicos. 

"Como mujer, (el patriarcado) me atraviesa cotidianamente cuando prendo la tele y veo al conductor más famoso de mi país cortándole con una tijera la ropa a una mujer que está bailando en su programa y eso le parece divertidísimo; me atraviesa cuando abro un diario y veo una nota que celebra la maternidad de las niñas violadas", dice Cecilia en una nota de voz, y continúa enumerando razones, siempre cuidando las cifras, las fuentes, sin hacer "un merengue" para exponer sus argumentos.

La cantante originaria de San Francisco, una ciudad del interior de la provincia de Córdoba, en Argentina, explica que nunca 'decidió' hacer canciones sobre el machismo, el patriarcado y la lucha feminista. Fue algo que siempre había estado ahí, en espera de ser expulsado.

"No fue una decisión, me pasó por el cuerpo y tuve la necesidad de expulsar, como un vómito, como algo que necesitaba sacar de adentro", cuenta.

Dolor en el cuerpo

Cecilia no canta sola, o sí, pero siempre está acompañada. Acompañada por las miles de mujeres que se sienten identificadas en sus canciones: niñas y mujeres que han vivido el acoso, las agresiones, los insultos.

Con voz firme, cuenta que siente un dolor en el cuerpo cada vez que se entera que una mujer fue asesinada por su pareja. Su forma de transformar esa rabia en lucha es cantando, dice.

"Me duele que sea una cada veinte horas, me duele porque esa una somos todas. Duele que te creas macho y poderoso y que confundas el amor con el acoso (...) Nos queremos vivas, nos queremos fuertes", canta Cecilia en un video, acompañada por decenas de niñas y mujeres de todas las edades.

En 2017, 87.000 mujeres fueron asesinadas intencionalmente en el mundo. De estos feminicidios, más de la mitad (50.000) fueron perpetrados por parejas íntimas o miembros de la familia, según el 'Informe de feminicidio 2018' de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Por regiones, América Latina tiene el segundo lugar donde más mujeres son asesinadas a manos de sus propias parejas sentimentales o de algún familiar.

Cecilia no canta por capricho. El machismo que denuncia en cada canción, dice, está ahí, omnipresente: "Me atraviesa cuando escucho relatos de amigas y de grupos de mujeres que han sido abusadas y violadas por miembros de su familia, conocidos o amigos".

Se gesta una revolución

La cantante argentina, mientras relata su experiencia, hace una salvedad: ella es una mujer blanca y, por lo tanto, privilegiada en comparación con personas de "identidades no binarias" (personas no identificadas con el género masculino o femenino).

Pero desde esa franqueza personal, destaca que las mujeres todas, heterosexuales, lesbianas, trans y las identidades disidentes están haciendo una revolución que empieza a derribar muros: "desde el encuentro, desde el grito, desde perder el miedo y ya no callarnos más".

La cantante santafecina ríe un poco cuando se le pregunta si cantar ayuda a romper con la impunidad. Deja muy claro que hacer justicia es un proceso mucho más difícil y profundo, y que lo suyo, desde la música, es intentar poner las emociones, pensamientos y silencios de aquellas que "todavía no pueden gritar, que no pueden expresar".

Desde ese barco en Isla Mujeres, Cecilia Griffa considera que la revolución que se gesta en el mundo comienza por poner en cuestión desde los micromachismos hasta los modos en que se establecen las relaciones, pasando por la educación sexual y el consumo.

"Es muy complejo porque eso implica repensar nuestras relaciones, nuestros vínculos humanos y nuestros modos de educar a las niñas y niños, nuestra sexualidad, la cultura que consumimos. Implica realmente preguntarnos casi todo alrededor de nuestra vida, por eso es tan complejo y tan difícil", dice.

Las reacciones a sus canciones

La cantante que ironiza sobre el machismo y el heteropatriarcado, ha recibido comentarios muy violentos. Sin embargo, ella no se los toma personal porque considera que son el vivo reflejo de la sociedad patriarcal y machista.

Para los hombres que quieren acompañar la lucha feminista, Cecilia Griffa no solo les compuso una canción muy argentina ('Adentro'), sino que les pide que acepten el privilegio, que intenten liberarse de él y que reflexionen sobre "sus roles cotidianos, cómo ejercen la paternidad, sus roles de pareja y cómo viven la sexualidad".

Cuando finalmente le preguntan si el patriarcado se va a caer, ella responde sin dudar: "No, el patriarcado no se va a caer, lo vamos a tirar".

José Luis Beltrán 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Etiquetas:

Lo más popular

  • Artículos
  • Videos

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies