Actualidad

Trump: El acuerdo comercial con China podría alcanzarse en cuatro semanas

Publicado:
Según Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca, por primera vez China reconoció que EE.UU. tiene quejas legítimas sobre los ciberataques, lo que contribuyó al progreso de las negociaciones.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, señaló que el acuerdo comercial con China está avanzando positivamente y podría alcanzarse en unas cuatro semanas. Las declaraciones fueron realizadas este jueves en Washington, en el marco de una reunión con el vice primer ministro chino, Liu He, informó Reuters.

Horas más tarde, Liu anunció que había surgido un "nuevo consenso" con la Casa Blanca, mientras el presidente de China Xi Jinping sotuvo que espera que ambas partes continúen trabajando para concluir las negociaciones tan pronto como sea posible, según la agencia de noticias Xinhua.

Al respecto, el mandatario estadounidense se refirió a la alianza como un "acuerdo muy complejo" que está avanzando muy bien. "Será un gran negocio para nuestros agricultores. La tecnología, el robo de propiedad intelectual: todo está cubierto. No hay nada que no esté cubierto", agregó Trump en su declaración a la prensa.

Por su parte, el representante de Comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, sostuvo que aún quedaban algunos problemas importantes por resolver, que serán abordados en el encuentro programado con los altos funcionarios del país asiático.

Según Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca, por primera vez China ha reconocido que EE.UU. tiene quejas legítimas sobre el robo de propiedad intelectual, la transferencia forzosa de tecnología y los ciberataques, lo que ha contribuido al progreso de las negociaciones, informó CNBC.

Además, señaló que el tema de Huawei, en el que Washington acusa al gigante tecnológico de espiar para el Gobierno chino, no se ha tratado en las conversaciones de esta visita, y hasta ahora lo han visto como un asunto legal.

Ambos países libran una disputa desde julio pasado. Las principales quejas de EE.UU. contra China son el creciente desequilibrio comercial, el espionaje intelectual, la falta de acceso de empresas estadounidenses al mercado chino, las transferencias forzosas de tecnología y el hecho de que Pekín subvencione a compañías estatales.

RT