Actualidad

Las mil caras del ADN: Descubren que el atractivo facial se basa en varios rasgos genéticos

Publicado:
Investigadores hallan una correlación genética negativa entre el atractivo femenino y su índice de masa corporal, así como entre la belleza masculina y su nivel de colesterol en sangre.
Las mil caras del ADN: Descubren que el atractivo facial se basa en varios rasgos genéticos

Un grupo de científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison, en EE.UU., ha descubierto que el atractivo facial se basa en ciertos rasgos genéticos, aunque su función y relación con otros rasgos varía dependiendo del sexo de la persona, según un artículo publicado este jueves en la revista científica PLOS Genetics.

"No existe un 'gen principal' que determine el atractivo visual de una persona", siendo lo más probable es "que esté asociado con una gran cantidad de componentes genéticos que tienen un efecto débil", explicó Tsyunshi Lu, autor principal del artículo.

Según este nuevo estudio, existe una correlación genética negativa entre el atractivo femenino y su índice de masa corporal, por un lado, y entre la belleza de un hombre y su nivel de colesterol en sangre —sustancia relacionada con la síntesis de la testosterona y otras hormonas—, por otro. Asimismo, en el artículo señalan que las variantes de genes asociadas a la pigmentación de la piel y al color del pelo se correlacionan de forma positiva con el atractivo físico.

En el caso de las mujeres, los expertos descubrieron una relación entre el atractivo y los genes responsables de la proporción de las medidas de la cintura y las caderas, así como la edad de la primera menstruación.

"El color de la piel y el pelo"

Según se desprende del estudio, en el caso de los hombres la belleza femenina se basa en genes asociados con la pigmentación de la piel y no en la obesidad. El artículo detalla que para las mujeres el atractivo masculino tiene que ver con genes relacionados con el color del pelo.

Para llevar a cabo su estudio, los investigadores usaron fotografías de anuario universitario de más de 10.000 personas graduadas en 1957, y las sometieron a la valoración de seis hombres y seis mujeres sobre una escala de 11 puntos.

El procedimiento que siguieron fue buscar en todo el genoma casos difirieran en un nucleótido de genes asociados con el atractivo externo de una persona teniendo en cuenta todas las valoraciones de los participantes sobre las muestras que se les enseñó.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT