X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6p8q

"No hay separación de familias en ningún momento": Gobierno de México tras la detención de migrantes en su frontera sur

Publicado: 23 abr 2019 23:56 GMT | Última actualización: 24 abr 2019 02:06 GMT

El Ejecutivo reconoció que existe un flujo migratorio inusual que en los últimos 3 meses ha alcanzado 300.000 personas en su territorio.

Síguenos en Facebook

Tras la detención de cientos de migrantes en la frontera sur del país, el Gobierno mexicano negó este martes que su política migratoria sea dictada por la Casa Blanca y se distanció de la política de separación de familias, que aplica la Administración de Donald Trump a las personas provenientes de Centroamérica que intentan llegar a EE.UU.

"No hay separación de familias en ningún momento. No se divide ningún núcleo familiar", dijo Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración.

El Gobierno mexicano aseguró este martes que enfrentan un flujo migratorio inusual en el territorio, que ha alcanzado 300.000 personas en los últimos tres meses, pero que seguirán actuando con base en los principios del Pacto Global para una migración regular, ordenada y segura, apoyado por México en diciembre pasado. 

Operativo "cotidiana"

Un día después de las críticas por el operativo en el que las autoridades mexicanas detuvieron a cientos de hombres, mujeres y niños en Pijijiapan, Chiapas (suroeste de México), el Gobierno aseguró en conferencia de prensa que se trató de un operativo cotidiano de control migratorio en el que ninguna persona resultó herida. 

"Esto lo hacemos todos los días en las fronteras, aeropuertos, hay personas que tienen que ser rechazadas en los aeropuertos porque no tienen la documentación adecuada, en la frontera norte o sur tenemos estos eventos de control migratorio, es una actividad cotidiana del instituto", dijo en conferencia de prensa Tonatiuh Guillén, comisionado del Instituto Nacional de migración (INM). 

El lunes, según reportes de AP, las autoridades mexicanas invitaron a un grupo de migrantes que transitaban por Chiapas a tomar un descanso después de siete horas de caminata bajo el sol radiante, y una vez dispersos, se llevaron por la fuerza a varios de sus integrantes. 

El comisionado Guillén aseguró hoy que se trató de una operación habitual de control migratorio en la que "nadie salió herido". 

Las autoridades aseguraron que previamente habían intentado ofrecer albergue al grupo y les habían pedido registrarse, pero que algunas personas comenzaron a agredir con palos y piedras, por lo que procedieron con la detención de 371 personas. 

"Reconocemos los derechos de los migrantes (...) pero en esta política de apertura también los migrantes están obligados a cumplir con la legislación de nuestro país", dijo Encinas.  

¿Presión de Washington?

Algunos analistas han explicado que las redadas en suelo mexicano contra la caravana de migrantes se deberían a cierta presión de Trump para poder controlar los flujos migratorios, una situación que el Gobierno mexicano negó este martes. 

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró ante medios de comunicación que son posturas muy distintas las de México y EE.UU. en materia migratoria.

"Seguiremos sosteniendo los fundamentos de seguir la política migratoria que se ha descrito (basada en el desarrollo de la región), que va a ser exitosa. Tomen en cuenta que llevamos unos meses y se está enfrentando un flujo muy grande", aseguró. 

Además de las caravanas migrantes que han llegado a México en los últimos meses, el Gobierno aseguró que el flujo extracontinental subió considerablemente desde hace 3 años, y que actualmente han llegado a la frontera sur personas procedente de Angola, Brasil, Cuba, Congo, Haití, Tongo, India, Pakistán y Afganistán. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies