Actualidad

¿Por qué no se aprobó la reforma educativa en México?

Publicado:
En un hecho inédito, una reforma constitucional que ya había sido aprobada en lo general, se frenó en lo particular, y fue regresada a los diputados.
¿Por qué no se aprobó la reforma educativa en México?

Por un solo voto, la reforma educativa, con la cual se abrogaría la polémica legislación en la materia promulgada en 2013 por el entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), y que ya había sido aprobadaen lo general en el Senado de México, fue regresada a la Cámara de Diputados tras horas de discusión el pasado 30 de abril.

De esta forma, los partidos de oposición echaron abajo el proyecto de dictamen de la reforma educativa impulsada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien llegó al poder por el partido Morena.

De forma inédita, una reforma constitucional que ya había sido aprobada en lo general en el Senado, se frenó en lo particular, porque se rechazó la mayor parte del contenido, destacando la eliminación de la polémica evaluación a los maestros como condicionante de su permanencia en el magisterio y su sustitución por un proceso de selección.

Además, la cámara alta rechazó la sustitución del actual Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación por un nuevo organismo.

Fueron el Partido Revolucionario Institucional (PRI-centroderecha) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD-centroizquierda) quienes cambiaron el sentido de su voto cuando se sometieron a votación las reservas a la ley, mientras que el senador de Morena Salomón Jara no estuvo presente en la votación.

Qué sigue

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal (Morena), explicó que luego que la oposición rechazó la reforma educativa en lo particular, el dictamen es devuelto a la Cámara de Diputados, quienes deberán volver a votar el dictamen en los términos en que lo reciben del Senado y regresarlo, nuevamente, a la cámara alta.

Se prevé que esta discusión se dé en un periodo extraordinario del Congreso, pues los legisladores concluyeron su periodo ordinario de trabajo el pasado martes.

Fuentes legislativas señalaron a este medio que la probable aprobación de la reforma educativa podría darse antes del 15 de mayo, pues será el próximo lunes cuando se llame a un periodo extraordinario en el Congreso y ese mismo día, o el siguiente, se discuta en la cámara de diputados.

Una vez que los diputados sometan nuevamente a consideración el dictamen, este es devuelto al Senado, que a deberá votarlo nuevamente y, de no ser aceptado, la discusión volvería a darse hasta septiembre, cuando inicia el nuevo periodo de sesiones.

Al respecto, el presidente López Obrador manifestó este jueves que la reforma se encuentra en proceso legislativo: "Va a regresar a la cámara de diputados y es muy probable que  vuelva al Senado y se tiene que hacer en un periodo extraordinario que espero, deseo, se lleve a cabo lo más pronto posible; o sea, todavía no está decidido este asunto, está en proceso legislativo", dijo en conferencia de prensa.

Mientras eso ocurre, en México se seguirá aplicando la legislación educativa vigente. Cabe mencionar que en la nación latinoamericana, el nuevo ciclo escolar inicia en agosto próximo.

El memorándum de López Obrador

El 16 de abril pasado, López Obrador firmó un memorándum dirigido a las secretarías de Hacienda y Educación "para detener" y "dejar sin efecto las medidas que contempla la mal llamada reforma educativa (de Peña Nieto)". 

El presidente mexicano precisó que el documento está vigente mientras se destraba la reforma en el Congreso: "En tanto se cancela la mal llamada reforma educativa y se aprueba la nueva Reforma Educativa, pues está vigente con sus características  específicas el memorándum".

El polémico memorándum tiene el fin de dejar sin efecto la reforma de Peña Nieto, cuyo principal punto de conflicto está relacionado con la evaluación de docentes, que fue interpretada por el gremio magisterial como un instrumento punitivo para someter al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más grande de América Latina.

López Obrador dictó una serie de lineamientos básicos que sirvan como guía a las secretarías de Estado para ejercer la política educativa, de manera temporal, mientras los legisladores y el sector magisterial pactan los términos en que habrá de modificarse la ley vigente

Paola Morales

RT