Actualidad

Argentina: La historia de dos hermanos injustamente encarcelados por terrorismo en vísperas del G20

Publicado:
Pasaron cerca de un mes presos tras una denuncia de una ONG de entidades judías. Pero la Justicia local no encontró ninguna prueba en su contra.

Mientras Argentina se preparaba para acoger la cumbre del G20 en 2018, dos jóvenes pertenecientes a la comunidad islámica del país sudamericano fueron detenidos por presunto terrorismo. La Justicia no pudo probar ni un solo cargo en su contra, pero los daños que sufrieron por este arresto todavía perduran. RT conversó con ellos para conocer su historia.

Los hermanos Axel Ezequiel y Kevin Gamal Abraham Salomón, de 23 y 26 años respectivamente, estuvieron tras las rejas durante 22 días y hasta el día de hoy el recuerdo del accionar de las fuerzas de seguridad está presente en sus vidas.

"La Policía del grupo GEOF irrumpió en mi casa, me rompió todo, me tiró en el piso, estaban vecinos en la puerta, me estaban mirando, yo no entendía qué estaba pasando", recuerda Axel Ezequiel. Y añade: "me decían 'quedate en el piso' y me apuntaban con un fusil en la cabeza" mientras "mi nena de 2 años estaba acá adentro con mi mamá, también le apuntaron a mi hija".

Secuelas dolorosas

La menor "quedó con un daño psicológico muy grande", de modo que "hasta el día de hoy que viene y me dice que ve un policía y dice que la gente la va a venir a matar, que le tiene miedo a la policía", a tal punto que "ve un casco de una moto y enseguida me abraza y me dice 'papá, tengo miedo'", relata.

Los efectivos revisaron cada rincón de la vivienda en busca de un supuesto fusil AK 47. Destrozaron cerraduras aunque las puertas estaban abiertas, secuestraron varias armas —herencia de un bisabuelo— y se llevaron a los hermanos como si fueran sujetos peligrosos. Para ellos, lo peor no fue estar casi un mes presos, ni siquiera ser hostigados en la cárcel por ser musulmanes, sino los cambios que vivieron al recuperar la libertad.

Por consecuencia del arresto "perdí mi trabajo, perdí mi cuatrimestre de facultad" ya que "yo estaba cursando en la facultad y había aprobado un examen", cuenta Kevin Gamal, precisando que "ahora en este cuatrimestre que arranqué a estudiar nuevamente gracias a Dios, estoy cursando las mismas materias que había cursado el año pasado".

¿Entrenamiento terrorista?

La denuncia por presunto terrorismo había sido impulsada por la ONG de entidades judías DAIA (acrónimo de 'Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas'). En ese momento, se los acusó de ser parte de entrenamientos militares en Medio Oriente en vistas a los viajes que los dos hermanos realizaron a esa zona.

Los jóvenes reconocen estos desplazamientos, pero aseguran que su intención fue tan solo la de conocer sus orígenes familiares. Para ellos, hay causas políticas y religiosas que justificaron sus detenciones.

Salir adelante

Finalmente, el juez federal Sebastián Ramos sobreseyó a los dos hermanos del delito de terrorismo. La resolución resalta que las pruebas recolectadas no condujeron a fortalecer la denuncia inicial y se comprobó que las armas secuestradas eran parte de un legado familiar. A pesar del final con justicia, su abogado defensor, Ismael Jalil, impulsará una demanda civil para, de algún modo, buscar resarcimiento.

Tanto la entidad judía impulsora de la investigación como el Ministerio de Seguridad argentino no quisieron hacer declaraciones sobre este tema. Mientras tanto, la familia afectada apela al trabajo en su comercio y a la fe religiosa para salir adelante, aunque las marcas de los sucedido difícilmente se borren con el paso del tiempo.

RT