X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6rb0

VIDEO: Tina Modotti, la italiana que evidenció la desigualdad social en México

Publicado: 20 may 2019 13:31 GMT

Una casona del siglo XVII en Ciudad de México acoge el trabajo de la fotógrafa que retrató las luchas sociales de México.

VIDEO: Tina Modotti, la italiana que evidenció la desigualdad social en México
Vista de la exposición de Tina Modotti.
Paola Morales / RT
Síguenos en Facebook

Un estadio vacío, la vista de unas escaleras interiores, pero también unas cañas o unas rosas de impresionantes texturas. Para, un poco después, enfocarse en las manos artríticas de una mujer, una hoz o cuatro niños rusos sosteniendo una bandera. Son las imágenes que capturaron los ojos y la cámara de Tina Modotti, italiana de nacimiento (1896, Údine, Italia) pero ciudadana del mundo, al participar activamente en las luchas sociales de México, principalmente, pero también en Rusia o España.

La estela de Tina no se puede meter en una sola casilla, pasó de actuar en la meca del cine, Hollywood, a convertirse en una de las primeras fotoperiodistas, en politizar el arte y convertirse en maestra de grandes fotógrafos. Fue expulsada de México, en 1930, a donde regresó ocho años después y, hoy, vuelve hacerlo a través de 40 imágenes recogidas en la muestra 'Tina Modotti. Sensibilidad y Crítica', la cual es triplemente llamativa al ser la primera exposición extra muros del Museo Nacional de Arte (Munal) de México y ser la primera que acoge la antigua sede del Senado del país, en el centro histórico de Ciudad de México.

El trabajo de Modotti, explica David Cáliz, curador del Munal, destaca por una puntual crítica social, por la búsqueda (y el hallazgo) de una mirada propia, pero también resignificó la belleza de lo cotidiano en la escena mexicana, el cómo cualquier objeto cotidiano es digno de ser fotografiado.

"No nos interesa mencionar las palabras 'rescatar a Tina Modotti', porque nadie la tiene que rescatar, mas bien el propósito es mostrar la experiencia estética política de la artista, a través de su carácter creativo. Tina responde por sí misma, respecto a una técnica fotográfica muy particular, un estilo muy personal", resalta Cáliz.

40 imágenes, una vida

La muestra está compuesta por 40 reproducciones fotográficas, cuyos originales están en resguardo del Munal, agrupadas en varios núcleos para plasmar el trabajo de Modotti desde su llegada a México, en 1923, hasta 1930 cuando es exiliada al ser acusada de intentar asesinar al entonces presidente Pascual Ortiz Rubio (1930 a 1932, año en que presentó su dimisión, siendo el último presidente mexicano en renunciar al cargo) para, en 1938, volver a la tierra azteca con el nombre de María, tras la apertura para recibir a los exiliados por la Guerra Civil Española, a la que Tina 'acudió' como corresponsal.

Cuatro años más tarde, la italiana morirá en México bajo circunstancias sobre las que se ha especulado mucho, pues, presumiblemente, falleció de un ataque cardíaco el 5 de enero de 1942 en el asiento trasero de un taxi.

Vista general de la exposición de Tina Modotti. / Paola Morales / RT

Tras el exilio mexicano, la artista vivirá en Holanda, Alemania, Rusia –donde es gran colaboradora del Socorro Rojo Internacional, un servicio social internacional organizado por la Internacional Comunista en 1922–, y España, donde vivirá la Guerra Civil.

Tina, por sí misma

Modotti es quien recibe a aquel que cruza las puertas de la antigua casona de Xicoténcatl, que data del siglo XVII y se ubica en el corazón de Ciudad de México, y que durante 80 años fue sede principal del Senado de ese país.

Es la italiana quien, en un autorretrato, se presenta y, en seguida, a un costado, el fotógrafo estadounidense Edward Weston, uno de los grandes amores de Modotti, la introduce en una icónica imagen en la que se ve a Tina con las manos en el rostro.

"Queríamos que Tina se presentara a sí misma, desde esta visión de hacer una historia del arte desde, en y para lo femenino, que ningún artista hablara de ella, sino que ella lo hiciera por sí misma", explica Cáliz, quien curó la muestra.

Es en esta etapa cuando la artista llega de Italia a la ciudad de Nueva York, en la ola de la gran migración italiana a Estados Unidos, y se da su incursión en el cine en la cinta 'The Tiger's Coat' (1920).

Foto 'Miseria' (izquierda), de 1928, y 'Calle de barrio', del mismo periodo de la artista. / Paola Morales / RT

"En ese ambiente conoce a Edward Weston, quien, sin duda alguna, será una parte fundamental en su producción y primeros acercamientos hacia la fotografía", expresa el curador.

Lo que sigue es Tina enfrentándose a una nueva pasión, a generar un estilo propio, a través del objetivismo estético, es decir, la dignidad hallada en los objetos de la vida cotidiana para ser fotografiados. "En la primera década de los veintes, los rusos, por ejemplo, tendrán la tradición abstracta en la fotografía, pero también algunas fotógrafas alemanas, pero en México, Modotti es tal vez la primera que se acerca a esta forma de expresar, los zooms que genera en esta primera etapa son muy interesantes", abunda el experto.

De esta forma, Modotti da paso a la crítica social en sus fotos, en un contexto tras la Revolución Mexicana, en 1910, en que la desigualdad pone en entredicho la modernidad y el avance tecno-científico que trata de imponerse y que la convierte en una artista bastante contemporánea.

"Lo que vemos es el mito del progreso –como diría Walter Benjamin (filósofo y crítico literario alemán)– en contradicción, hay una modernidad, una construcción de un proyecto Estado-nación, pero que evidentemente, en el sentido histórico, no alcanzan a todos. Por eso es tan contemporánea", remite el joven especialista.

Fotos de Tina Modotti tomadas en Rusia. / Paola Morales / RT

En este punto, la politización del arte se hace evidente en su trabajo y empieza a generar una postura política en su trabajo en concordancia con su incursión en el Partido Comunista Mexicano y sus colaboraciones con la Liga Antiimperialista de las Américas (LADLA), organización creada entre 1924 y 1925 en Ciudad de México, y con periódicos como El Machete, una publicación de izquierda que se funda en 1924 como órgano del Sindicato de Obreros Técnicos, Pintores, Escultores y Grabadores Revolucionarios de México, dirigido por Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, y que 1925 pasa a ser órgano del Partido Comunista Mexicano.

"Tina arma un discurso político a través de elementos como la hoz, las cananas, la guitarra, la mazorca, que van a ser la síntesis de lo que en la época pos-revolucionaria podrían ser la reforma agraria, el concepto zapatista de 'Tierra y Libertad', es una manera de generar su incursión en el fotoperiodismo", desarrolla el especialista.

En esta etapa sucede un evento definitorio para la artista: se relaciona emocionalmente con Julio Antonio Mella, un dirigente estudiantil y revolucionario comunista cubano perseguido por la dictadura de Gerardo Machado que se refugia en México, y quien es asesinado el 10 de enero de 1929, de lo cual es culpada Modotti. Solo un año después, es señalada como responsable del atentado contra el presidente Pascual Ortiz Rubio y, por ello, es expulsada del país.

"Cuando llega a Europa se encuentra con una sociedad completamente distinta a la que dejó, en 1933 Hitler sube al poder, los sistemas ideocráticos totalitarios todavía no se definen, apenas están en construcción y había que tomar una postura política, es lo que hace. Tina, además, está involucrada con personajes fundamentales del siglo XX", apunta Cáliz.

La muestra, que se exhibirá hasta el 14 de julio, busca 'popularizar' la propuesta estética de Tina Modotti, su descubrimiento del fotoperiodismo, referente directo para los fotógrafos de la segunda etapa del siglo XX en México, como los hermanos Álvarez Bravo y Graciela Iturbide, que ya desarrollan el fotoperiodismo en plenitud.

Tina es libertaria y subversiva; lo es en los términos del historiador del arte y ensayista francés, Georges Didi-Huberman, pues su trabajo, sin ser panfletario, pone el acento en una mirada crítica y política. "La mayor intensidad dentro del arte, decía Didi, no significa que tenga un carácter panfletario, sino que su producción sea meramente libertaria y en lo libertario está lo subversivo, creo que es la gran virtud de Tina, quien no necesita ser panfletaria para pulsar en la necesidad del disgusto y lo subversivo", concluye Cádiz.

Paola Morales

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies